Alcantarillado colapsó por las lluvias en La Armenia
Gobierno y Frente Unitario de Trabajadores miden fue…
El seguimiento tras la vacunación a los niños es clave
Lasso ordena que todas las mercancías pasen por un s…
Sismo de 3.5 grados en Alausí se sintió en Guayaquil
Detienen en México a Rodrigo Granda, exlíder de las FARC
Audiencia contra Ola Bini se posterga nuevamente
Nueva York enfrenta brote de una enfermedad causada …

El uso de viáticos contempla sanciones pecuniarias para asambleístas

Estos pagos para los asambleístas están regulados en el artículo 160 de la Ley Orgánica de la Función Legislativa. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

El mal uso de viáticos puede dar lugar a distintas sanciones a funcionarios públicos. Así lo señalan expertos frente a la controversia que atraviesa la presidenta de la Asamblea, Guadalupe Llori (Pachakutik).

El pago de remuneraciones, dietas, movilización, viáticos y demás emolumentos para los asambleístas está regulado en el artículo 160 de la Ley Orgánica de la Función Legislativa, en donde se especifica que estos valores “serán equivalentes a las de las otras funciones del Estado”.

Además, en el art. 23 del Reglamento interno de la Asamblea precisa que “los funcionarios encargados de tramitar el pago de viáticos, subsistencias, alimentación, transporte y movilización, serán personal y pecuniariamente responsables del estricto cumplimiento”.

“Se debe tomar en cuenta que estos recursos los tramitan a través de Recursos Humanos, entonces, por ejemplo, allí las personas auditadas van a ser las personas encargadas de Recursos Humanos y del Financiero que terminan haciendo el pago, más que directamente el involucrado, que sería el asambleísta”, explicó Andrea Rosas, experta en derecho administrativo y contratación pública.

Rosas también aludió al artículo 10 de dicho reglamento, en donde se especifica que “será de responsabilidad pecuniaria del Comisionado, el incumplimiento de la agenda de trabajo establecida para la comisión de servicio”. Así, los asambleístas también son objeto de sanciones.

Álvaro Ramírez, abogado y consultor de contratación pública, aclaró que los viáticos de los funcionarios no deben ser usados para fines distintos al servicio de transporte, hospedaje y comida (desayuno, almuerzo y merienda).

El mal uso de viáticos podría derivar en Informes de Responsabilidad Penal (IRP) por parte de la Contraloría. Marcelo Merlo, extitular de la Contraloría General del Estado, apuntó que a este organismo le corresponde intervenir “para verificar la legalidad, la propiedad en el uso de todos los recursos públicos, no solo los recursos humanos, sino los recursos técnicos y el gasto en viáticos de todos los funcionarios”.

“Travesuras sobre este tema ha habido permanente (…). No le digo ni el año ni quiénes, pero en un órgano del Estado, no le digo cuál, se llegó al extremo de falsificar las facturas y cobrar viáticos. Entonces, siempre alrededor de este tema ha habido abusos”, señaló Merlo.

El presidente de la Comisión de Fiscalización, Fernando Villavicencio (Ind.), está a la espera de que el área administrativa del Parlamento le entregue información sobre toda la contratación de personal, contratos de bienes y servicios y viáticos en la Asamblea desde mayo.

Señaló que con César Litardo, expresidente de la pasada Asamblea, “había 1 319 funcionarios; y ahora, con Llori, 1 297. ”Comida y viajes VIP, todo lo mismo. Una tomadura de pelo es eso de la austeridad”, indicó.

El legislador mostró en su cuenta de Twitter una factura de un hospedaje de la presidenta de Llori, de un acto realizado en Tena el 12 y 13 de junio, en el que pagó USD 423,10 por día y un total de USD 846,20.

En algunos casos, en las facturas se habrían incluido hasta confites y servicios de spa, algo que Llori negó al canal de la Asamblea. “No cobro viáticos. Tengo reposición de gastos que incluyen alimentación, yo no escojo los hoteles donde me hospedo, es una responsabilidad del equipo de avanzada y de seguridad”, adujo.

Llori pidió el lunes la renuncia inmediata a su equipo de confianza: un total de 21 personas, entre asesores y coordinadores, tras las críticas a su gestión derivadas también de la contratación de una empresa para eventos por USD 100 000.

El coordinador de la Comisión Nacional Anticorrupción, Germán Rodas, señaló que se trata de “una conducta que demuestra que no se cuidan los recursos públicos. Pueden ser gastos pequeños pero el problema es la conducta”.

“A mí me parece que hay una demostración de falta de respeto a los recursos públicos. Todo esto debe ser motivo para que exhaustivamente se revisen los recursos gastados, por lo menos por las últimas tres administraciones de la Asamblea”, dijo.

Rodas agregó que “se sobreentiende que hay una auditoría permanente, que hay auditorías internas, donde está la contraloría allí dando seguimiento, pero no se tiene información al respecto”.

Los asambleístas que son de provincia reciben viáticos usualmente para su movilización y estadía en Quito.

Suplementos digitales