20 vehículos remata la Empresa Agua de Quito
Familiares de presos asesinados en masacres carcelar…
Joe Biden ofrece ayuda a Florida frente al huracán Ian
Un hombre se salvó de morir aplastado por un bus, en Quevedo
Lenin Moreno: Recibí una dictadura, y entregué una d…
Corea del Norte lanza dos misiles balísticos al mar de Japón
Grupo delictivo se relacionaría con cuerpos hallados…
Embajada de EE.UU. pide a sus ciudadanos abandonar '…

Secretaría de Pueblos, ente sin rol en medio de la crisis política y social

El presidente Lasso se reunió con dirigentes de la Feine. Luis Pachala los acompañó. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Han transcurrido 17 días desde que Luis Pachala, exsecretario de Pueblos y Nacionalidades, renunció y no hay visos de que se nombre a su reemplazo. Esto ocurre tras el paro de 18 días de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) y en medio de un diálogo con ese sector. 

Esta Secretaría, que debería ser el nexo entre el Ejecutivo y los pueblos y nacionalidades, no tuvo ningún papel durante las protestas ocurridas en junio de 2022. El exsecretario Pachala habló una vez sobre la posibilidad de instalar el diálogo y poner fin a las manifestaciones, pero sin eco. 

Pachala fue nombrado secretario de Pueblo desde el inicio de la gestión del presidente  Guillermo Lasso. Pasó de ser jefe de la bancada oficialista de Creo en la Legislatura pasada, a secretario de Estado. Es decir, las negociaciones y manejo de conflictos no le eran del todo ajenos. 

Luis Pachala renunció el 6 de julio pasado, en medio del remezón que sufrió el Gabinete de Lasso luego del paro indígena. En su carta no especificó los motivos de su decisión. 

El ministro de Gobierno, Francisco Jiménez, minimiza el hecho de que aún no exista una autoridad en la dependencia. Dice que “hay que vestirse despacio cuando uno va deprisa”. O sea, que están tomándose todo el tiempo que consideran necesario para analizar perfiles y escoger a quien pueda trabajar junto con las diferentes organizaciones indígenas y sociales.  

El trabajo de la Secretaría 

La entidad se formó tras el Decreto Ejecutivo 29 de mayo del año 2021. La Secretaría General de Comunicación señala que, durante el año y dos meses de su gestión, esta entidad se concentró en cinco ejes principalmente: la revitalización de los elementos identitarios; la capacitación para el fortalecimiento organizativo y el registro de las organizaciones sociales. 

Además se concentró en los proyectos productivos; el relacionamiento nacional e internacional; la gestión y coordinación de los proyectos de riego, productivos, salud y educación.   

Hasta el 30 de abril (última actualización del link de Transparencia de su portal web), la entidad reportó dos proyectos de inversión. Uno denominado Desarrollo integral de pueblos y nacionalidades afroecuatorianos y montubios del Ecuador. El otro se llama Fortalecimiento de las economías comunitarias en los territorios de los pueblos y nacionalidades indígenas y afroecuatorianos. 

Ninguno reporta la situación actual. Solamente dice que la información no está disponible porque la Secretaría está en proceso de institucionalización y aún no cuenta con un estatuto orgánico.   El primer proyecto tiene un monto programado de USD 3, 5 millones y el otro USD 4,1 millones. El primero tiene como fecha de culminación el  año 2025 y el segundo, el 2026. 

La Secretaría, además del despacho de la autoridad al mando, está compuesta por cuatro direcciones (Jurídica, Planificación, Comunicación y de Tecnologías). Además, tiene una coordinación administrativa con tres direcciones a su cargo. También incluye a una subsecretaría con cuatro direcciones más. 

Todo ese aparataje burocrático opera con 86 funcionarios públicos. Los sueldos de estos varían entre los USD 500 y USD 4 463, que era la remuneración que percibía Luis Pachala. Para este año 2022 tiene planificado un presupuesto total de USD 11 millones, correspondiente al gasto corriente y de inversión. 

La Secretaría de Pueblos, no solo que no tiene cabeza, sino que tampoco tiene un papel activo en las mesas de diálogo, entre el Gobierno y el movimiento indígena. Según Jiménez, el proceso recién empieza y seguramente la entidad será a futuro parte de alguno de los temas que se abordan. 

Habla por ejemplo de la educación, en donde se necesitará el abordaje de la plurinacionalidad e interculturalidad. El Ministro sostiene que la Cartera de Estado tiene un papel importante en ese aspecto pero que, sin embargo,  aún no ha tenido su oportunidad. 

Entre las organizaciones indígenas tienen otra visión completamente distinta. Andrés Tapia, dirigente de Comunicación de la Confederación de Nacionalidades Indígenas de la Amazonía (Confeniae), señala que esa entidad, desde que apareció en el gobierno del expresidente Rafael Correa se dedicó a dividir a las organizaciones indígenas, en vez de trabajar junto con ellas para su fortalecimiento. 

Sin embargo, en la época de Correa, la instancia incluía a los movimientos sociales y durante el período de su sucesor, Lenín Moreno, era una subsecretaría que formaba parte de la Secretaría de Derechos Humanos.

Menciona que el mecanismo que utilizan es el reconocimiento legal de las organizaciones. Así, el nombramiento se otorgaba a los grupos afines al Gobierno de turno. Por ello, cree que debería analizarse su continuidad.

El correísmo y sus aliados asumieron el control de la directiva de la Asamblea Nacional » https://bit.ly/3Otc9tJ

Posted by El Comercio on Friday, July 22, 2022