Ritmo distinto en precampaña electoral de Quito y Guayaquil

El jueves, los simpatizantes de Jorge Yunda hicieron una marcha de apoyo. Foto: Cortesía

El cabildeo por las Alcaldías de Quito y Guayaquil va a dos ritmos. En la capital aún no hay movimientos que definan los posibles cuadros, pero en la urbe porteña ya aparecen los primeros nombres.

Para Guayaquil y Guayas, el Partido Social Cristiano (PSC) apunta su artillería para retener esas dignidades a las que considera como sus bastiones.

En la otra orilla, el movimiento oficialista Creo y la tendencia de la izquierda, con Centro Democrático (CD) y Fuerza Compromiso Social (FCS) como protagonistas, quieren arrebatarle a la lista 6 la hegemonía. También Otto Sonnenholzner y Pedro Pablo Duart recorren en dúo sectores populares de la provincia.

En Quito, tanto Yunda como quienes se oponen a su gestión están concentrados en el conflicto que envuelve a la Alcaldía tras la remoción. Actualmente están pendientes las decisiones de la Corte Constitucional y del Tribunal Contencioso Electoral.

El caso de Yunda llegó a esas instancias después de que una sentencia de la Corte Provincial de Pichincha dejara sin efecto la remoción que decidió el Concejo Metropolitano.

El miércoles pasado, en el programa un Café con JJ, Yunda dijo que no es el momento para un criterio político a futuro: “Ahora solo tengo que seguir resolviendo los problemas que tiene la ciudad”.

¿Por qué el cabildeo en Quito y Guayaquil va a dos ritmos?

La experta política Madeleine Molina explicó que hay dos escenarios distintos. En el caso de la capital, explicó que no es estratégico dar nombres para un futuro proceso electoral porque hay demasiados problemas en el área judicial.

“Si bien los dos alcaldes están vinculados en escándalos de corrupción, se tiene que considerar que la opinión pública que rodea a Yunda en Quito es muchísimo más agresiva que la que rodea a Viteri en Guayaquil, entonces el proceso es más complicado”.

En el socialcristianismo el panorama es claro: el objetivo es extender la administración del cabildo porteño que el partido ostenta desde 1992. También hay que sostener la Prefectura guayasense que se ganó en 2019 con Carlos Luis Morales, pero que, tras su fallecimiento, en julio de 2020, pasó a manos de Susana González.

En Guayaquil hay murales que muestran el nombre de la alcaldesa Cynthia Viteri. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

En murales ubicados en cantones como Durán o Milagro, han aparecido pintados el rostro y el nombre de la prefecta, con un fondo amarillo característico del partido. En Guayaquil también hay paredes alusivas a Viteri en las que se le agradece por la obra pública.

González es directa: dice que su voluntad es seguir trabajando por la provincia y que el exalcalde porteño, Jaime Nebot, le ha brindado el respaldo.

Para la Alcaldía porteña el PSC apostaría por la reelección de Viteri. No obstante, la alcaldesa dijo que aún no ha pensado en esa posibilidad. “Faltan dos años, tenemos un trabajo inmenso por hacer”.

En Creo aún no se lanzan nombres. Sin embargo, hay un propósito: participar con candidatos propios o en alianzas con otras organizaciones para todas las dignidades de la provincia. Días atrás había rumores de que esta organización pueda apoyar a Viteri.

Juan Pablo Hidalgo, dirigente de la organización política, negó que exista esa posibilidad por el momento. Viteri también dijo a este Diario que, a pesar de no ser afiliada al PSC, se mantiene en su línea.

Sonnenholzner, exvicepresidente de la República, y Duart, exgobernador de Guayas, también recorren la provincia. Lo hacen bajo la bandera de la Fundación Progresa. El primero ha sido mencionado para la Alcaldía y el segundo, para la Prefectura.

El exsegundo Mandatario afirmó que aún es pronto para adelantar posibles postulaciones y precisó que ambos vienen trabajando en diferentes proyectos de ayuda a la comunidad a escala nacional desde que dejaron la función pública.

“El día que empecemos un trabajo político lo diremos y lo haremos frontalmente, pues no hay nada que ocultar. Mientras tanto seguiremos liderando, fortaleciendo y apoyando diferentes iniciativas de ayuda a la gente”, dijo Sonnenholzner.

En la izquierda, FCS que, tras su convención nacional decidió llamarse Revolución Ciudadana, no descarta alianzas de la tendencia del centro hacia la izquierda, para unificar candidaturas fuertes. Así lo aseguró Marcela Aguiñaga, presidenta de la organización.

Este Diario conoció que una alianza podría concretarse con CD y así se postularía a Aguiñaga para la Prefectura y a Jimmy Jairala para la Alcaldía.

Enrique Menoscal, director nacional de la lista 1, dijo que Jairala es la carta principal para la ciudad, pero este ha precisado que seguirá en su oficio como periodista.

Jorge Yunda a la espera por decisión sobre derechos políticos. Sentencia de primera instancia en el TCE » https://bit.ly/38TI5F4

Posted by El Comercio on Friday, September 10, 2021

Suplementos digitales