Talibanes dispersan protesta de mujeres que reclamab…
Víctima de Freddy Carrión se declara ‘sobreviv…
Asamblea investiga presunta trama de corrupción de Á…
Adultos con escolaridad inconclusa empezaron nuevo a…
ANT sufrió ataque cibernético a su sistema AXIS
FMI argumenta crecimiento de Ecuador en el 2022 por …
Anticorrupción pide investigar presunto peculado en …
HCAM repotencia su servicio de colocación de prótesi…

Organizaciones, en el radar del Ejecutivo para gobernabilidad

El presidente Guillermo Lasso inició el pasado 2 de junio los diálogos con los transportistas, en Carondelet. Foto: archivo / EL COMERCIO

El Gobierno trabaja por consolidar otro frente para su política de diálogo por fuera del ámbito legislativo. Las organizaciones sociales, de trabajadores, agricultores, transportistas e indígenas están en el radar de la administración de Guillermo Lasso.

El objetivo es claro: discutir temas de interés con aquellas agrupaciones que reclaman, principalmente, por el alza del precio del combustible y las reformas laborales.

El viceministro de Gobierno, Homero Castanier, explicó que ya se han concreto 93 talleres de trabajo con, entre otras agrupaciones, el Frente Unitario de Trabajadores (FUT) y el gremio transportista.

Este 4 de octubre del 2021 se prevé un primer encuentro con la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie). La cita está prevista para las 11:00, con la participación del Primer Mandatario y Leonidas Iza.

El pasado 15 de septiembre, la Conaie participó en las movilizaciones contra el Gobierno. Foto: cortesía

¿Cuál es el objetivo? La analista política Madeleine Molina explicó que la intención es poder “desarmar” posibles movilizaciones en contra del Gobierno, por el descontento ante políticas públicas. Recordó que por el precio del combustible ya se han generado protestas contra el Ejecutivo.

En la Conaie están claros. La vicepresidenta de la organización, Zenaida Yasacama, explicó que en la mesa de diálogo se reiterará en la eliminación de la política que permite el incremento de los combustibles.

“El presidente Lasso ha dicho que no va a discutir aquello, todo depende del Presidente, de la sensibilización que tenga; nosotros queremos una solución”, precisó.

El presidente de la Ecuarrunari, Carlos Sucuzhañay, detalló que habrá 42 personas delegadas pero esperan se acepte a 72 delegados. “La propuesta de los pueblos y nacionalidades indígenas no es particularizada o individualizada, sino recogida en los distintos espacios y autoridades comunitarias”.

Mientras tanto, los movimientos sociales anunciaron que harán una vigilia en el parque de El Arbolito (centro-norte de Quito), mientras se desarrollan estos diálogos.

La dirigencia del FUT rechazó, el pasado 28 de septiembre, el proyecto Creando Oportunidades del Gobierno. Foto: cortesía

A otro sector que le inquieta el tema del precio del combustible es al transportista, que aún espera la focalización del subsidio. El pasado miércoles se preveía una reunión entre los dirigentes y el presidente Lasso. Sin embargo, se suspendió por la crisis carcelaria. Napoleón Cabrera, dirigente del gremio, afirmó que se espera otra cita hasta el miércoles.

La ministra de Gobierno, Alexandra Vela, explicó que se establecieron diez mesas de trabajo con los representantes de las distintas modalidades de la transportación.

El objetivo, dijo, es analizar los costos operativos con la finalidad de verificar el impacto en el sector por el aumento en el precio del combustible.

El ministro de Transporte, Marcelo Cabrera, dijo que en las diez reuniones se concretaron beneficios. Entre ellos, citó que se priorizó al sector transporte dentro del plan de vacunación, se aprobó la Ley de Transporte Terrestre y se llevó el aforo al 100% para el transporte público.

“El diálogo no ha terminado, nos encontramos a la espera de los resultados de la consultoría para la focalización del subsidio del combustible, que fue contratada desde la Presidencia de la República y que se entregará en los primeros días de octubre”, dijo el Ministro.

Napoleón Cabrera, de la Confederación de Transportistas, pidió celeridad. “Nuestras federaciones ya están saturadas de promesas”.

Castanier precisó que las agendas que se concretan en las mesas servirán para alcanzar acuerdos y objetivos para los cuatro años de Gobierno.

Con el FUT hubo una primera reunión, el pasado 16 de septiembre. Su presidente, José Villavicencio, afirmó que no hay fecha para una segunda cita. “La pelota sigue estando en la cancha del Gobierno”.

Explicó que dejaron siete ejes para la discusión; entre otras cosas, combustible, Seguridad Social, seguridad, generación de empleo y presupuesto general del Estado. “El diálogo tiene que ser de carácter unitario con la Conaie, porque ha sido planteado en una sola plataforma”.

No obstante, Villavicencio dijo que las mesas ya deben dar resultados frente a las exigencias y deberían estar unificadas con otros sectores, pues las preocupaciones son similares. Citó, a modo de ejemplo, la Ley de Creando Oportunidades.

“Esa es una Ley perversa, el Gobierno, sin la discusión debida, debe pensar dos veces si la quiere volver a enviar porque es regresora de derechos, eso no solo preocupa al FUT, preocupa a la Conaie, a los maestros, a todos”.

Suplementos digitales