El paro nacional dejó USD 7,3 millones de pérdidas e…
El paro nacional impactó más a los alumnos de la Sie…
Los fabricantes de jeans de Pelileo solicitan crédit…
Ocho bandas tienen la voluntad de llegar a una tregu…
La contaminación subió un 500% en cinco zonas de Quito
Los cabos de pesca son reciclados para hacer product…
Los movimientos indígenas se fortalecen con el paro
25 años de cárcel a hombre que violó y contagió VIH …

Diálogo para incrementar gobernabilidad

Los asambleístas conocerán en el último día el informe final del proyecto que ya cuenta con sus aportes. Foto: El Comercio

La Asamblea Nacional debe decidir este 24 de marzo el futuro del proyecto de Ley Orgánica para Atracción de Inversiones, Fortalecimiento del Mercado de Valores y Transformación Digital.

Este proyecto, propuesto por el presidente Guillermo Lasso, es motivo para divisiones en el Legislativo, se evidencia la distancia con el Gobierno y se producen movilizaciones. La salida es el diálogo, según expertos consultados.

Este jueves, a las 13:00, el Pleno de la Asamblea reinstalará la sesión suspendida el 22 de marzo. En esta ocasión, se debe conocer el informe final del proyecto, elaborado con aportes de los legisladores. Es el último día de plazo que tiene la Asamblea para pronunciarse.

Propósitos de la ley

Desde el Ejecutivo se asegura que el propósito del proyecto es la generación de empleo. Pero sus opositores advierten que la aprobación implicaría privatizaciones.

Eso refleja “ignorancia, sobre todo lo que tiene que ver con estas propuestas de modernización e innovación en la participación público-privada”, afirmó Juan Manuel Fuertes, subsecretario de Gobernabilidad, en Ecuavisa. Explicó que la Constitución prohíbe privatizar sectores estratégicos.

La constitucionalista Pamela Aguirre Castro cree que hay una mínima gobernabilidad del Ejecutivo. No obstante, esa gobernabilidad es “atropellada”, a criterio del analista político Alfredo Espinoza.

Según Aguirre, para el Gobierno es imposible llegar a acuerdos claros con la Asamblea sobre temas cruciales. Sin embargo, dijo que “en temas legislativos, el Presidente tiene las de ganar, con base en la arquitectura constitucional”.
Las herramientas del Ejecutivo, explica la jurista, son el carácter urgente de los proyectos para presionar al Legislativo, la vigencia por el ministerio de la ley ante el silencio de la Asamblea o el poder del veto, en caso de no estar conforme con el pronunciamiento de los legisladores. Ejemplo de eso es el caso de la Ley Tributaria, agregó.

La muerte cruzada

Asimismo, Aguirre sostiene que la muerte cruzada, la consulta popular y la revocatoria de mandato no son oportunas. Más bien plantea que si el Ejecutivo quiere llegar a puntos de interés nacional, debe optar por una cuarta vía, el diálogo. “De ese rol cojea bastante el Gobierno”, acota. “Lo que pasó con la Ley Tributaria (en vigencia por el ministerio de la Ley) fue una vergüenza. Y si pasa de nuevo, deja claro que lo que pasó no fue un error sino un cálculo político. Eso afecta gravemente a la democracia”.

Por su lado, Espinoza indica que hay “pronóstico reservado” sobre el tema. Esto porque sospecha de negociaciones al interior de la Asamblea hasta el último minuto. Se requieren de 70 votos para aprobar el proyecto del Ejecutivo.

Los diálogos

Para Espinoza, la gobernabilidad se remite a coyunturas específicas y con discursos diferentes. Coin­cidió en que el diálogo es la vía. “Si quiere gobernabilidad estable (…) debe tender puentes con distintos sectores. El problema es que el Gobierno ha abierto muchos frentes”.

Según el analista, la gobernabilidad pasa por varios ámbitos: una oposición en la Asamblea que “adolece de principios democráticos” y opta por el chantaje; la reacción en las calles de los movimientos sociales, sobre lo que ocurre en el Legislativo; y los maestros, que esperan la equiparación salarial.

Además, está la postura de colectivos de mujeres. Es un frente “innecesario” que Lasso abrió con sus declaraciones del 22 de marzo, añade Espinoza. El Mandatario afirmó que respalda a la Policía en las marchas del 8 de marzo. Hubo represión, sobre todo en Guayaquil. Dijo que se trató de mujeres policías y que una de ellas enfrentó a otra mujer que marchaba. Los expertos dicen que lo que ocurra con la Ley de Inversiones medirá la capacidad de diálogo del Ejecutivo.