Quito y la Sierra registrarán días con fuerte sol
Colombia analiza posibles contactos de español con v…
Desfile por el Bicentenario se suspendió en Quito
Migrante ecuatoriano resulta herido en choque de cam…
El euro sube al máximo desde abril por declaración d…
Boric y activistas proaborto en Colombia, entre 100 …
El emperador Naruhito de Japón recibe a Biden durant…
Larga travesía para ir al aula compartida

Designación de superintendente de Compañías evidencia inestabilidad del Cpccs

El presidente Guillermo Lasso envió la terna la noche del 6 de enero, en un documento dirigido a Sofía Almeida, presidenta del Cpccs. Foto: EFE

La designación de la primera autoridad de la Superintendencia de Compañías, Valores y Seguros es un proceso que conlleva menos tiempo que otros concursos de selección. La designación se hace a partir de una terna. Pero posturas políticas al interior del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (Cpccs) influirían en las demoras del proceso. 

Un organismo colegiado tiene la posibilidad de un ejercicio democrático de confrontar puntos de vista y que existan grupos, según el constitucionalista Juan Pablo Albán. Pero esos bloques “no deben obedecer a la conveniencia de un determinado momento (…) Las posturas deben ser técnicas, no políticas. Cuando son políticas, la institución se desnaturaliza”, indicó Albán al recordar que existen otros concursos que no han avanzado y por los que el Cpccs estaría incumpliendo funciones. 

Este viernes 7 de enero del 2022 terminó el plazo de 30 días que el Ejecutivo tenía para remitir al Cpccs la terna de candidatos para reemplazar al titular de la Superintendencia de Compañías. Víctor Anchundia fue destituido del cargo por la Asamblea Nacional el 8 de diciembre del 2021, por incumplimiento de funciones de control y vigilancia, que permitió una estafa al Instituto de Seguridad Social de la Policía Nacional (Isspol). 

El presidente Guillermo Lasso envió la terna la noche del 6 de enero, en un documento dirigido a Sofía Almeida, presidenta del Cpccs. La terna está conformada por Marco Giovanni López Narváez, exdelegado ante la Junta de Política y Regulación Monetaria y Financiera durante el gobierno de Lenín Moreno; María Tatiana García Plaza, que se desempeñó en la Notaría 23 de Guayaquil; y Esteban Francisco Coello Muñoz, expresidente del directorio de la Cámara de Comercio Ecuatoriano Americana de Cuenca. 

Hasta la mañana de hoy, 7 de enero, Almeida no dio a conocer de forma oficial el contenido de la terna, señaló la consejera María Fernanda Rivadeneira. Es necesario que remita la información que debe incluir las hojas de vida de los candidatos, precisó. 

El 5 de enero, el Cpccs desarrolló la sesión extraordinaria 1 de este año. Rivadeneira mocionó cambios al reglamento para el proceso de designación, obtuvo cuatro votos a favor, incluido el voto de la consejera de mayoría, Ibeth Estupiñán. El vicepresidente del Cpccs, David Rosero, y el consejero Juan Javier Dávalos se abstuvieron. Antes de votar, Almeida adujo que la sesión no se estaba transmitiendo en vivo y suspendió la sesión. Pese a que se podía ver la transmisión. 

El consejero Juan Javier Dávalos cree que los tres consejeros de minoría han sido cooptados para destruir al Cpccs desde adentro y respecto al último voto de Estupiñán, expresó que “sería una pena que eso suceda, porque nuestros acuerdos para conformar esta mayoría están dados bajos dos premisas, designar autoridades y hacerlo de manera transparente”.  

Rivadeneira dice lamentar “que se inventen situaciones que no existen. Nosotros estamos haciendo lo que dice la ley. Si eso difiere a los intereses oscuros de ellos, es lamentable”. 

Por otro lado, Dávalos adujo que la institución aún tiene 10 días para reglamentar el proceso. “No es demasiado complejo porque se trata de designar a partir de una terna, al cumplir la verificación de paridad y de interculturalidad”.

Sin embargo, Rivadeneira se ampara en el Reglamento de sesiones del Pleno del Cpccs para asegurar que la decisión que se tomó en la última sesión, con cuatro votos a favor de su moción, es de inmediata aplicación. 

“Es claramente la evidencia, estos cambios de mayorías, estas alternaciones en la conformación de los bloques tienen mucho que ver con la inestabilidad de la institución y con la imposibilidad de cumplir eficientemente su mandato”, expresó Albán. 

Desde el despacho de la presidencia del Cpccs, se conoció que Almeida se mantenía en una reunión desde esta mañana, 7 de enero, para tratar el tema de esta designación.  

Si en el transcurso del proceso no hay impugnaciones a los candidatos, la nueva autoridad para la Superintendencia de Compañías sería designada en un mes, aproximadamente.  

El Cpccs, en lugar de buscar justificativos, debe concentrarse en llevar a cabo este proceso de manera eficiente, en un plazo razonable y con reglas claras, sugirió el constitucionalista. 

Uno de los cambios al reglamento para la designación, propuestos por la consejera Rivadeneira, es que, si un candidato de la terna incumple algún requisito o sea impugnado, el Ejecutivo pueda completar la terna y no enviar otra, para no retrasar el proceso.

Francisco Bravo, Ibeth Estupiñán y Hernán Ulloa, son los consejeros que votaron a favor de la moción de Rivadeneira. “El último voto era de la presidenta (Almeida), ella cierra abruptamente (la sesión), pero la resolución estaba aprobada. Lo hizo como recurso de último momento”, según Rivadeneira.

“Si la entidad está politizada, significa que su propósito constitucional no puede ser cumplido porque las consideraciones no son técnicas, son políticas. Si la institución se ha desnaturalizado, no tendría razón de ser”, considera el constitucionalista Juan Pablo Albán.