Comisiones de Fiscalización y Garantías Constitucion…
La contención del covid-19 en barrios de Guayaquil s…
Daniela Valarezo: ‘En 19 meses vamos a ordenar…
Testimonio de Maribel Angulo: ‘Lo dejé en un h…
¿Cuál es el plan del Municipio respecto a la insegur…
Ecuatorianos viajan a Perú y Brasil para llegar a EE…
La CAF desnuda cuatro problemas del IESS que afectar…
Miles de salvadoreños marchan contra Bukele cuando s…

Bella Jiménez fue destituida por unanimidad

La resolución se tomó pasadas las 21:30 después de que Jiménez ejerció su derecho a la defensa. Foto: Cortesía

Con 131 votos a favor y una abstención, el Pleno destituyó a la segunda vicepresidenta de la Asamblea, Bella Jiménez (exID), bajo las causales de gestión de cargos públicos y cobros indebidos, la noche del martes 12 de octubre de 2021.

En las bancadas hubo unanimidad para expulsarla del parlamento, a menos de cinco meses de haber arrancado el mandato. Solo ella se abstuvo y fue la última en votar.

La resolución se tomó pasadas las 21:30 después de que Jiménez ejerció su derecho a la defensa y luego de que Alejandro Jaramillo (ID) y Victoria Desintonio (Unes), quienes la denunciaron, sustentaran sus pruebas.

En sus descargos, la defenestrada segunda vicepresidenta lanzó acusaciones contra la presidenta de la Asamblea, Guadalupe Llori (Pachakutik), y a sus asesores.

Mientras Llori ponía las manos en sus mejillas como en señal de asombro, Jiménez le increpó por haber designado como directora de la unidad de talento humano del Parlamento a la esposa de un fiscal que la investiga en la provincia de Orellana.

Agregó que Alejandro Jaramillo deberá responder al país, al vincularle con supuestas irregularidades en la empresa Aeroregional y de tener allegados en casas legislativas. “Pruebas”, le replicó el legislador sentado en su curul situada detrás de la de Jiménez.

La legisladora destituida también acusó de supuestas gestiones de cargos y demás anomalías a otros de sus excoidearios como Luis Marcillo, Rocío Guanoluisa, Eckenner Recalde. “Compañera Wilma Andrade, sintiéndolo mucho ya que en el camino se vienen cosas feas”, acotó.

Sostuvo que el proceso para su destitución se violaron sus derechos, por lo que dijo haber presentado una acción de protección con medidas cautelares, pero que no frenaron la resolución del Pleno.

“Si se va a violar los derechos de la presunción de inocencia nos vamos a ir media Asamblea a la casa, señores, de qué estamos hablando si aquí en la Asamblea hay asambleístas que tienen glosas, denuncias, juicios pendientes, juicios de alimentos”, continuó.

Arremetió contra el presidente del Comité de Ética, José Chimbo (Pachakutik), y otros de sus integrantes, aunque matizó: “Yo no vine a señalar a nadie, yo no vine a convertirme en cazadora de brujas”.

“Compañero asambleísta, presidente del Comité de Ética, José Chimbo, le quiero hacer una pregunta: si el juez que lleva su proceso por peculado adelantaba criterios, ¿cree que usted que su abogado defensor no lo va a recusar?”, agregó.

También aludió a Ronny Aleaga, del correísmo, a quien acusó de no pagar pensiones alimenticias a su hijo, lo que fue rechazado por el legislador y la emplazó a que probara sus acusaciones.

Al final, hubo un breve debate en el que Jaramillo y Ricardo Vanegas (Pachakutik), quien secundó la moción para la destitución, fustigaron que en vez de desvirtuar las acusaciones en su contra lanzara “lodo con ventilador contra otros”. “La mejor defensa no es el ataque contra otros asambleístas”, dijo Vanegas.

Desintonio dijo haber demostrado comprobantes y cheques de que Jiménez recibió depósitos a cambio de puestos en la Asamblea. “Que este sea un ejemplo de lo que no se debe hacer”, mencionó. “Nos equivocamos, lastimosamente nos equivocamos”, puntualizó Jaramillo en referencia a su excoidearia.

Tras la destitución de Jiménez, quien abandonó la sala por la puerta lateral, antes de que la sesión concluyera, el Pleno deberá sesionar para elegir a un reemplazo en la segunda vicepresidencia de la Asamblea; la ID baraja algunos nombres.

Suplementos digitales