Durante su estadía en Lima el presidente Guillermo L…
Asamblea pide solicitar a la Convemar acciones por f…
Ejército ecuatoriano abre convocatoria para aspirant…
La Casa Blanca dice que familias en proceso de expul…
Secretario de Comunicación cree que la condena legis…
Estudiantes y maestros bloquearon importante vía en …
Encarcelan a conductor que estrelló su camión mientr…
CNEL cumplirá hasta fin de mes con las compensacione…

Dos entidades de EE.UU. viajarán al Ecuador para analizar y mitigar efectos de la erosión en el río Coca

Exteriores del proyecto hidroeléctrico Coca Codo Sinclair. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

El Gobierno Nacional, a través de la Corporación Eléctrica del Ecuador (Celec) y Petroecuador, mantuvo una reunión de trabajo con el Servicio Geológico y con el Cuerpo de Ingenieros de Estados Unidos este miércoles 23 de junio del 2021. El objetivo fue coordinar acciones para una visita técnica al Ecuador, del 25 al 30 de julio próximo, por la erosión regresiva en el río Coca.

La intención es trabajar en conjunto ante la problemática, que pone en riesgo las obras de captación de agua para la central hidroeléctrica Coca Codo Sinclair, y que ya ha causado afectaciones a la infraestructura petrolera, vial y al asentamiento de la comunidad San Luis, en El Chaco, provincia de Napo, señaló la Celec en un comunicado.

Además, pone en riesgo a poblados ubicados aguas abajo por el arrastre de los escombros y sedimentos.

Reunión de Celec y Petroecuador con el Servicio Geológico y con el Cuerpo de Ingenieros de Estados Unidos. Foto: Cortesía

Durante la agenda de trabajo que desarrollarán los técnicos estadounidenses analizarán los estudios de los diseños desarrollados por la consultora internacional Lombardi para la construcción de las pantallas rígidas, a 1,2 km aguas abajo de las obras de captación de la hidroeléctrica.

En su intervención, el gerente de Celec, Gonzalo Uquillas, recordó que la central Coca Codo Sinclair tiene dos frentes de afectación: la erosión regresiva, que en caso de avanzar aguas arriba pondrá en riesgo las obras de captación de agua de la hidroeléctrica, y los sedimentos que se alojan aguas abajo, en la descarga de las aguas turbinadas de la central hidroeléctrica, lo que pudiera incluso provocar una inundación de la casa de máquinas que aloja las unidades de generación eléctrica.

Reunión de Celec y Petroecuador con el Servicio Geológico y con el Cuerpo de Ingenieros de Estados Unidos. Foto: Cortesía

Roque Proaño, director de la Comisión Ejecutora Río Coca (CERC), presentó el estudio de los diseños de las pantallas rígidas, que se desarrollarán en el cauce del río. Solicitó que sean analizados por el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de EE.UU. También explicó que el frente de erosión se encuentra en la confluencia de los ríos Malo y Coca, a 8,7 km de distancia de la captación de la hidroeléctrica. El equipo de especialistas de la CERC explicó las modelaciones hidráulicas y el perfil morfológico que se realizó en varios lugares de la zona de erosión, con la finalidad de predecir los cambios en la morfología del río.

Adriel Mcconnell, gerente del programa del Cuerpo de Ingenieros de Estados Unidos, señaló el interés de analizar la información generada y proporcionar una respuesta positiva para brindar asistencia técnica a las dos empresas públicas que tienen parte de sus activos en la zona de la erosión regresiva del río Coca. El fenómeno se registra desde el colapso de la cascada de San Rafael, en febrero del 2020.

Añadió que esta entidad cuenta con financiamiento propio para la visita técnica en campo, revisar los estudios y retos. Por ello, junto con Celec desarrollarán una hoja de ruta técnica.