Desempleo golpea más a los quiteños
Conaie vuelve a movilizarse y exige combustibles baratos
18 026 estudiantes no retornaron a sus aulas este añ…
Familiares de presos pagan hasta USD 251 al mes
La violencia de Guayaquil deja duras secuelas en fam…
Esmeraldas, la cantera inamovible de futbolistas par…
Compra de buque para ampliar límites continentales e…
COE autoriza libre movilidad por el feriado y aforo …

Tres reformas acordó Ecuador con el FMI

El ministro Simón Cueva y Julien Reynaud, del FMI en Ecuador, anunciaron el acuerdo técnico el 8 de septiembre pasado. Foto: Archivo / EL COMERCIO

El acuerdo que firmó Ecuador con el Fondo Monetario Internacional (FMI) establece tres reformas estructurales que deben aprobarse entre este y el próximo año.

La primera reforma es la tributaria que generará, según el programa, USD 1 000 millones. La fecha tope para que se promulgue este marco legal es finales de este mes.

En septiembre pasado, el Gobierno envió a la Asamblea los cambios tributarios en la Ley Creando Oportunidades, pero el Consejo de Administración Legislativa (CAL) devolvió el texto por considerar que carecía de “unidad de materia”.

Para el Gobierno, ese organismo habría excedido sus atribuciones, como ya lo anticipó la ministra Alexandra Vela. Por tanto, una opción, para efectivizar la reforma, es que rija por el Ministerio de la Ley.

La funcionaria explicó que han existido sentencias favorables de la Corte Constitucional (CC) en casos similares, aunque luego matizó señalando que “en este tema hay que hacer un balance estrictamente jurídico, el manejo político y buen entendimiento entre ambas funciones del Estado”.

Una segunda reforma que consta en el acuerdo con el FMI apunta a fortalecer la legislación antilavado y financiamiento de actividades terroristas, atendiendo los parámetros de la Convención de Naciones Unidas para el Antilavado y Terrorismo.

Una tercera Ley que debe remitirse es para prevenir y gestionar los conflictos de interés de altos funcionarios públicos y evitar el enriquecimiento ilícito. Esta norma debe aprobarse hasta agosto del 2022.

Esas tres normas están previstas en el acuerdo, pero no son las únicas que impulsará el Gobierno. El presidente Guillermo Lasso ha señalado que la promoción del empleo es uno de los ejes de su gestión, luego de que cumplió la meta de vacunar a 9 millones de ecuatorianos en 100 días.

Para ello, la Ley Creando Oportunidades también prevé una flexibilización de la legislación laboral. Y se incluyeron reformas para promover las inversiones en banca, minería, petróleo y otras áreas.

El informe del FMI proyecta un crecimiento promedio de la economía del 2,8% entre 2022 y 2026, pero la entidad cree que esa cifra puede acelerarse si se aprueban esas reformas.

El país también debe cumplir con otros compromisos como presentar los estados financieros auditados del 2019 y 2020 de Petroecuador, reducir el gasto, inyectar más transparencia en las cuentas fiscales.

Apenas el Directorio del FMI aprobó el acuerdo, el pasado 4 de octubre, autorizó el desembolso de USD 800 millones. A finales de diciembre y el 2022 se esperan otros USD 1 700 millones adicionales si el país cumple las metas.

Ajuste de 3 500 millones

Inicialmente,  en el acuerdo con el FMI se fijaba que Ecuador debía ajustar sus cuentas en USD 5 500 millones en cuatro años. En la renegociación se mejoraron las condiciones y ahora será USD 4 500 millones. De ese monto, el mayor esfuerzo vendrá del sector público, que tendrá que bajar USD 3 500 millones en gasto a través de mejoras en el proceso de compras públicas y lucha contra la corrupción. Además, habrá menores gastos asociados con la pandemia, considerando que durante 2020 y 2021 ya se usaron recursos para el proceso de vacunación. También se racionalizará el gasto en salarios, pero cuidando a los servicios como salud, educación y apoyo a los más vulnerables. Y se revisará, en menor medida, la inversión. Se prevé un esfuerzo de la población de USD 1 000 millones vía reforma tributaria.

Crudo a USD 59,2 en el 2022

El precio del crudo ecuatoriano previsto por el Fondo Monetario Internacional se ubicará este año en USD 59,8 en promedio por barril, la mejor cotización desde el 2018. Para el 2022, se mantendrá una racha de buenos precios, pues se prevé que se ubique en los USD 59,2.

Esa cifra es positiva para las finanzas públicas que dependen en un 30% de los ingresos petroleros. Hasta fin de año, el Fisco podría recibir unos USD 2 000 producto de las exportaciones del hidrocarburo. El exministro de Finanzas, Fausto Ortiz, comentó que, si se mantienen esas proyecciones del FMI, podría haber espacio de mejores ingresos por crudo en el 2022 y “aligerar” de esa manera la urgencia de una reforma tributaria para enfocarse en el gasto. “Luego de eso debemos retomar el diálogo sobre impuestos”, indicó.

Subsidio baja 1 400 millones

En el programa del país,  acordado con el FMI, se prevé que los subsidios a los combustibles bajen en USD 1 400 millones hasta el 2025.

El Ecuador ha venido reduciendo el peso de estas transferencias a través de un sistema de bandas que permite desde mayo del 2020 un ajuste progresivo mensual al precio del diésel (5%) y a las gasolinas extra y ecopaís (3%). El incremento sostenido de precios de los derivados ha generado protestas del sector del transporte. Esta semana, el Gobierno entregó una propuesta técnica para dar respuesta al incremento del precio de los combustibles. Las ofertas del Régimen incluyen la focalización y la compensación, según las distintas modalidades de transporte. Los representantes del sector indicaron que el martes se pronunciarán sobre el documento.

Suplementos digitales