Rescalvo y Paiva, el lado desconocido de los DT
Serenata quiteña en la agenda de Fiestas para el 5 d…
Violencia en Guayas obliga a migrar a la gente a otr…
Ecuador ha perdido USD 424 millones en el sector agr…
Río cancela fiesta de fin de año tras primeros casos…
Chile confirma su primer caso de variante Ómicron
Salario de profesores en Venezuela llega a USD 11
Decisión judicial avala a comerciantes informales en…

Andrés Madero: ‘Contratos ocasionales no deben engrosar la nómina’

Los contratos ocasionales son temporales (...). Tienen que finalizar acorde a la fecha fijada para su terminación”. dice el ministro Andrés Madero. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

Los contratos ocasionales son temporales (...). Tienen que finalizar acorde a la fecha fijada para su terminación”. dice el ministro Andrés Madero. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

“Los contratos ocasionales son temporales (…). Tienen que finalizar acorde a la fecha fijada para su terminación”, dice el ministro Andrés Madero. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO


¿En dónde están las prioridades del Ministerio?

En tres áreas. En primer lugar bajar los índices de desem­pleo y subempleo de forma dramática. Ecuador tiene uno de los índices más bajos de desempleo en la región, pero no deja de ser un problema, que exista aunque sea un ecuatoriano en el desempleo o subempleo. Esta generación de empleo depende de un motor productivo, donde el Estado -a través del sector privado como socio- genere estas nuevas estrategias. Segundo: crear nuevas modalidades de contratos; y, tercero, atacar la problemática de desempleo de los jóvenes.

El Gobierno viene trabajando en esas tres áreas desde el año pasado, pero hasta ahora hay pocos resultados. Un ejemplo es el tema del empleo joven.
La idea es ponernos las metas más ambiciosas. El proyecto de empleo joven se inició con un trabajo de información, definición de metodología y búsqueda de aprobaciones en los entes estatales. Formalmente los proyectos se iniciaron entre octubre y noviembre pasados y ya tenemos 2 000 personas colocadas y más de 700 convenios con instituciones públicas y privadas. En Mi Primer Empleo tenemos más de 2 300 visitas y cartas de intención para acceder a este proyecto.

¿Por qué no se sumaron masivamente las firmas?
Sí se han sumado, el problema es que todo tenía que estar presupuestado para evitar inconvenientes.

¿Cuáles son las metas para este año?
5 000 jóvenes en el proyecto Empleo joven y 19 000 en Mi Primer Empleo. Para ambos temas tenemos un presupuesto de USD 37 millones.

¿Cómo mejorará el empleo adecuado en este año?
Vamos a realizar nuevas modalidades de contratación.

¿Cuáles?
Para nuevas inversiones y emprendimientos, que van encaminados a pequeños, medianos y grandes empresarios. Una modalidad más amigable y que cumpla con todos los derechos de trabajadores.

¿Qué beneficios tendrían los empresarios?

Todo está en análisis.

¿Requiere reforma?
Sí, todo se está analizando dentro de la Ley de Fomento 2.

El Gobierno habló de contratos para estudiantes universitarios y madres con hijos pequeños.
Para quienes son madres se trata de fomentar más la figura del teletrabajo, que ya existe. Para los jóvenes están los programas de Mi Primer Empleo y Empleo Joven.

Las nuevas modalidades que se introdujeron el año pasado tuvieron poca acogida. ¿Cuál es su balance?
El año pasado se implementaron nuevos contratos para las actividades bananera, turística, agrícola, ganadera, manufacturera y servicio de software. 72 empresas están usando este tipo de contratos.

¿No le parece que han tenido un bajo impacto?
No es una obligación para las empresas estas contrataciones. Es una opción más. El 92% de los contratos actualmente es eventual y permanente. El resto corresponde a otras modalidades, pero que sea solo el 10% no lo invalida. Bajo el criterio de que no tienen impacto deberíamos eliminar esas contrataciones, pero la idea es dar más opciones y menos rígidas.

¿Van a mejorarse?
Siempre se puede mejorar.

¿Qué se puede mejorar?

Hemos tenido constantes reuniones para ajustar; lo que pasa es que tenemos siempre que respetar los derechos de los trabajadores.

¿En qué quedó el anuncio de reducir dos escalas remunerativas a los contratos ocasionales?
El art. 58 de la Ley de Servicio Público fija que los contratos ocasionales se darán de manera extraordinaria y temporal, con duración de 12 meses máximo. Entonces, estos contratos no deberían engrosar la nómina del Estado.

Entonces, ¿cómo queda el anuncio del Presidente?
En vez de disminuir escalas, los contratos estarán terminando acorde a lo establecido. Si una institución requiere nuevas contrataciones se analizará con mucha acuciosidad el tema de las escalas salariales, precautelando el dinero de los ecuatorianos

¿Saldrán del sector público los 70 000 funcionarios con estos contratos?
Tienen que finalizar acorde a la fecha fijada en la terminación del contrato. Para los que se queden se hará un análisis técnico establecido por el Ministerio de Trabajo, con certificación presupuestaria emitida por Finanzas.

¿Cuántos saldrán?
Eso es relativo y lo define cada institución, que tiene que ver cómo va planificar su talento humano. Hay algunos que tienen una estabilidad establecida por la Ley, que son los de personas con discapacidad, mujeres embarazadas y quienes tengan más de cuatro años en el servicio público, esos puestos se van a crear.

Suplementos digitales