Nueva York requerirá a empleados municipales vacunas…
Cuba agradece el envío de 88 toneladas de ayuda huma…
Israel confirma más de 100 ingresados en estado grav…
Un terremoto de magnitud 6.2 sacude las islas Célebe…
Brasil prohíbe la exportación de jeringuillas y aguj…
Más de 22 000 bomberos combaten 86 grandes incendios…
¿Quiénes deben vacunarse desde este lunes 26 de juli…
Corea del Norte alerta de que el país atraviesa una …

Policía esposó y roció gas pimienta a una niña de nueve años

Las cámaras corporales de los agentes captaron el momento en el que rociaron con gas pimienta a una niña de nueve años. Foto: captura.

Las cámaras corporales de los agentes captaron el momento en el que rociaron con gas pimienta a una niña de nueve años. Foto: captura.

Las cámaras corporales de los agentes captaron el momento en el que rociaron con gas pimienta a una niña de nueve años. Foto: captura.

Una niña de nueve años fue esposada y rociada con gas pimienta por oficiales de la Policía que respondían a un llamado por un altercado familiar en la ciudad de Rochester (Estados Unidos). Los hechos tuvieron lugar el pasado 29 de enero del 2021.

El domingo 31 de enero del 2021, la Policía hizo públicos los videos de las cámaras corporales de los agentes que registraron el hecho. Las imágenes muestran a los policías deteniendo a la niña, esposándola e intentando hacerla entrar por la fuerza en un patrullero. Mientras esto sucede la menor llora y llama a su padre, según informa la cadena CNN

Entonces, una agente saca el gas pimienta y lo rocía sobre la niña, quien fue trasladada a un hospital en Rochester. 

En la conferencia de prensa en la que se presentaron los videos, la jefa de la Policía de Rochester, Cynthia Herriott-Sullivan, dijo que lo ocurrido es inaceptable. Por su parte, la alcaldesa de la ciudad, Lovely Warren,  dijo que se había puesto en contacto con la madre de la menor de edad y que el video era una clara evidencia “de que tenemos que hacer más para apoyar a nuestros niños y a las familias”. 

“No voy a pararme aquí y decirles que el rociar con gas pimienta a una niña de nueve años está bien. No lo está.”, dijo Herriott-Sullivan, quien aseguró que el hecho no representa al departamento de la Policía “y vamos a hacer el trabajo que tengamos que hacer para asegurarnos de que este tipo de cosas no sucedan”. 

Según los reportes, la Policía acudió a la vivienda de la familia tras recibir llamados que alertaban que la menor había indicado que quería atentar contra su vida y contra la de su madre. Cuando los agentes llegaron a la casa, la niña intentó escapar y los agentes la persiguieron para intentar ayudarla. 

La madre llegó al lugar donde la niña fue detenida y empezó a discutir con los agentes. Según un vocero de la Policía, los oficiales decidieron enviar a la niña a un hospital del área, pero ella se negó a subirse en el patrullero y pateó a uno de los policías. 

El vocero aseguró que las imágenes muestran que la niña no quería ser llevada al hospital. En medio de los forcejeos, uno de los agentes utilizó el gas pimienta para meterla en el patrullero. 

En un punto del video, según CNN, se escucha a uno de los agentes diciéndole a la menor de edad que está “actuando como una niña” a lo que ella respondió “soy una niña”. 

Una de las agentes que acudió al llamado habla con la niña y le dice “esta es tu última oportunidad, de otra manera colocaremos gas pimienta en tus ojos”, un minuto después se escucha la voz de otro policía diciendo “ya rocíala en este punto”. Entonces se ve a la agente sacudiendo una lata que parece ser de gas pimienta. 

La policía no identificó a los oficiales que estuvieron involucrados en el hecho, ni a la víctima o a su madre. Asimismo, aseguró que no estaba intentando excusar lo sucedido y dijo que el departamento se encuentra “en proceso de revisar varias políticas e intentando hacer cambio”. 

La alcaldesa de Rochester ordenó una investigación completa del incidente y dijo que “como madre” un video como el que muestra lo sucedido “no es algo que quieres ver”. Asimismo hizo un llamado a una mayor compasión y empatía cuando se trata de niños que están sufriendo “y llorando por su padre”.