Veeduría del Metro, preocupada por la falta de decis…
Santiago Guarderas pide a Quito Honesto evaluar las …
Ecuador solicitó prórroga hasta el 9 de agosto del 2…
Pamela Troya, activista Lgbtiq, habla de Twitter, su…
En Manabí, los COE cantonales están activos tras los…
Tener más de 120 personas muertas en dos motines car…
EE.UU. pide a vacunados llevar mascarilla en interio…
La iniciativa Consenso por el Empleo generó 12 propu…

Al menos siete muertos en bombardeo de EE.UU. a milicia iraquí, según fuente militar siria

Los proyectiles alcanzaron un centro de operaciones de la Multitud Popular situado a apenas un kilómetro de la frontera con el vecino Irak. Foto: Twitter @ImagendeMexico

Al menos siete personas murieron, en su mayoría combatientes de una milicia iraquí apoyada por Irán, en un bombardeo selectivo de Estados Unidos perpetrado esta madrugada del lunes 28 de junio del 2021 en una zona siria situada a apenas un kilómetro de la frontera iraquí, informó a Efe una fuente militar siria.

La fuente, que pidió el anonimato, explicó que entre los fallecidos hay un menor de nueve años y cinco miembros del grupo de milicias iraquíes Multitud Popular, si bien no precisó detalles sobre la identidad de la séptima víctima.

Cazas F-16 de las Fuerzas Aéreas estadounidenses llevaron a cabo el ataque sobre la 01:00 hora local (23:00 del domingo GMT), en las inmediaciones del área de Al Bukamal, en la provincia oriental siria de Deir al Zur.

Los proyectiles alcanzaron un centro de operaciones de la Multitud Popular situado a apenas un kilómetro de la frontera con el vecino Irak, de acuerdo con la fuente.

Por su parte, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos ofreció en un comunicado el mismo balance de muertos, pero aseveró que todas las bajas pertenecían a las filas de la milicia proiraní y que en la acción quedaron destruidos un almacén de armas y una posición militar de estas formaciones.

De acuerdo con la versión del Pentágono, esta madrugada hubo dos bombardeos en territorio sirio y uno en territorio iraquí.

Este es el segundo ataque aéreo de este tipo realizado por EE.UU. en territorio sirio contra presuntas posiciones de las milicias proiraníes desde la llegada al poder del presidente Joe Biden.

A finales de febrero, la aviación estadounidense bombardeó posiciones y un cargamento de armas de las milicias iraquíes respaldadas por Irán Multitud Popular y Kataib Hizbulá, con un balance de víctimas de entre un muerto y hasta 22.