Quito amanece con fuerte lluvia, precauciones en el …
La equidad en el Gabinete de Gobierno aún es lejana
12 715 procesos judiciales por objetos ilícitos en c…
32 intentos de suicidio en el Chiche en lo que va del 2022
Desabastecimiento causa retrasos en instalación de m…
La vía Cuenca – Molleturo se reabrirá desde el…
Policía dice que hay un ‘ligero incrementoR…
Contraflujo en la autopista General Rumiñahui no se …

Expertos alertan sobre riesgos de contagios a consecuencia de mayor movilidad

Desde el 4 de mayo del 2020, la movilización de ciudadanos en Quito aumentó considerablemente. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

Desde el 4 de mayo del 2020, la movilización de ciudadanos en Quito aumentó considerablemente. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

Desde el 4 de mayo del 2020, la movilización de ciudadanos en Quito aumentó considerablemente. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

En esta semana, la movilización de ciudadanos en Quito aumentó considerablemente, pese a que el semáforo se mantiene en rojo. Esto -alertan los médicos- podría acarrear consecuencias como un repunte en el número de infectados con covid-19 y, en consecuencia, mayor ocupación de camas en las unidades de salud, en los próximos 15 días.

En el país, el 17 de marzo se instauró la cuarentena. En el informe publicado ayer, 7 de mayo del 2020, se cuentan 30 298 diagnósticos positivos. Es decir, 878 más en relación con el día anterior. En Quito, las personas no han dejado de acudir a las casas de salud en busca de atención. Se mantiene como la segunda ciudad con más contagiados.

¿Cómo se transmite el virus? Si un infectado tose o habla. Así el covid-19 ingresa en otro organismo y se multiplica. Se puede trasmitir durante 14 días (fase de incubación), aunque el tercero y cuarto son los días de mayor contagio. El cuadro se intensifica en 12 o 15 días, y ahí la persona puede requerir hospitalización.

“Esta semana se ve a más personas en las calles y eso es preocupante. Los pacientes asintomáticos son los más peligrosos”, anota Jorge Hermida, salubrista e integrante de la Fundación para la Investigación y Gestión en Servicios de Salud. Subraya que al haber más contactos crece el riesgo de contagios en la ciudad.

El Gobierno busca reanudar la actividad económica, para evitar que se agudice la crisis social. Pero -opina- esta decisión encierra un peligro. Antes había que fortalecer el sistema de vigilancia epidemiológica, que debe tener base local. Y la población ya tendría que reconocer los síntomas para buscar ayuda oportuna. También debe haber pruebas PCR.

El epidemiólogo Daniel Simancas ve imprescindible que se refuercen los controles. Incluso pide mayores sanciones para quienes rompan la cuarentena. “Hacen falta equipos de rastreo, con apoyo de los barrios, como parte del sistema de vigilancia epidemiológica”.

De este modo, explica Fernando Sacoto, presidente de la Sociedad Ecuatoriana de Salud Pública, se logrará evitar una transmisión descontrolada del virus y un potencial incremento explosivo de infectados. “Eso conduce al colapso de hospitales”.

En los hospitales centinela de la capital, que atienden solo a pacientes con covid-19, se registra una alta ocupación. Hasta la noche del miércoles 6 de mayo el 2020, en el Quito Sur del Seguro Social solo había 13% de camas desocupadas (son 38 en total).

Mientras que las 96 camas habilitadas en el Pablo Arturo Suárez, del Ministerio de Salud, están ocupadas. Allí se ha proyectado habilitar 121 más. Se lo hará según la demanda y la adecuación del área, informó la Coordinación Zonal 9.

Andrés Campaña, director del Seguro Social en Pichincha, respondió: “Sí, hemos registrado un aumento importante de ocupación de camas en tres hospitales de Quito. Por eso es necesario que la ciudadanía cumpla con las medidas de restricción de movilidad. Vemos más gente en las calles y debemos estar conscientes de que esos efectos se verán en unos 15 días, con más casos”.

El Director del IESS de Pichincha resalta que ya han dado 746 altas hospitalarias a escala nacional. Y que en la provincia, en el IESS Quito Sur, incluso están recibiendo pacientes que no son afiliados.

“Por ejemplo, la familia de cinco miembros que trabajaba en San Roque llegó y no podíamos negarles la atención por su situación de salud. El Pablo Arturo Suárez también ha acogido a nuestros afiliados; son casos excepcionales, personas que por su estado posiblemente no podrían llegar a tiempo a otro establecimiento”.

Jorge Toapanta, comerciante -relató- se habría contagiado junto con su esposa y sus hijos en el mercado de San Roque, a inicios de abril. En un video, grabado el 20 de abril por la casa de salud, recomendó a los quiteños que no salgan de casa si no es necesario.

Campaña contó que en el San Francisco estaba disponible el 23% de camas. Y en el Carlos Andrade Marín, 39% de las 34 camas destinadas solo a covid-19. Podrían ampliar su capacidad para recibir pacientes en los hospitales del día.

El sistema privado también está recibiendo estos casos en seis hospitales.

MÁS SOBRE LA EMERGENCIA SANITARIA

Noticias

Medidas de protección

Mapa de infectados

Glosario