3 de agosto de 2020 09:24

¿Qué hizo Ecuador para convencer a sus acreedores de renegociar parte de la deuda y cuánto ayuda a la situación fiscal?

El presidente Moreno anunció este 3 de agosto del 2020 que Ecuador alcanzó la mayoría necesaria para renegociar los bonos de su deuda externa. Foto: Flickr/ Presidencia de la República del Ecuador.

El presidente Moreno anunció este 3 de agosto del 2020 que Ecuador alcanzó la mayoría necesaria para renegociar los bonos de su deuda externa. Foto: Flickr/ Presidencia de la República del Ecuador.

valore
Descrición
Indignado 15
Triste 1
Indiferente 16
Sorprendido 3
Contento 75
Mónica Orozco

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El presidente de la República, Lenín Moreno, anunció el lunes 3 de agosto del 2020, que Ecuador alcanzó la mayoría necesaria para renegociar los bonos de deuda externa por USD 17 375 millones.

Los bonos son papeles que entrega un Estado a inversionistas privados para financiar los gastos públicos y, a cambio, paga una tasa de interés a un plazo determinado. Por ejemplo, en Ecuador el promedio de plazo es de 6,1 años para estos papeles y una tasa promedio de 9,2%. Son condiciones onerosas considerando que los multilaterales le vienen prestando la Ecuador a menos del 4% y a más de 10 años plazo.

Con la pandemia, Ecuador tuvo dificultades para hacer frente a sus pagos y planteó una renegociación de las condiciones para dar un alivio a la caja fiscal.

El Jefe de Estado dijo, en su cuenta de Twitter, que la aceptación de la mayoría de tenedores permitirá liberar recursos "para la protección social y reactivación económica".


Pero ¿qué llevó al país a lograr un acuerdo, incluso más rápido que su par regional, Argentina?


El país evitó el 'default'

Ecuador logró convencer a los acreedores con una posición amigable y evitando la confrontación, reflexionó Augusto de la Torre, miembro del Consejo Asesor del Gobierno.

Esto lo evidenció el mercado en la decisión del país de evitar caer en moratoria de pagos con un pago USD 325 millones del bono 2020 que vencía en marzo pasado.

La decisión fue controversial y cuestionada por varios sectores, ya que se hizo en medio de la emergencia sanitaria por el covid-19.

Pero De la Torre cree que si el país no cumplía con ese valor habría sido muy difícil alcanzar un acuerdo, tal como le sucede actualmente a Argentina.


El diferimiento de intereses dio oxígeno para negociar el acuerdo


Un segundo factor, según el asesor de Gobierno, fue que el país consiguió una prórroga en el pago de intereses que fue acordada con los proveedores y, luego, se sentó a negociar con ellos.

Con ello, el país habría ganado tiempo y oxígeno para realizar una negociación sin presiones por los desembolsos para el pago de intereses por USD 815 millones entre marzo y agosto.


El país venció a minorías que no querían un acuerdo


Un aspecto clave en el proceso fue la victoria que logró el país en una Corte de Nueva York el pasado viernes 31 de agosto del 2020, la cual negó la pretensión de suspender el proceso por parte de dos fondos minoritarios, que De la Torre calificó de "buitres".

Esta fue una señal positiva para el mercado y animó a los tenedores de bonos que aún no habían decidido su voto, consideró el experto.


Pago de deuda se alivia este año


Para el Gobierno, es clave conseguir un acuerdo en un año en el que el acceso a financiamiento externo ha sido complejo para el país y, a la vez, los requerimientos de liquidez se han incrementado por la caída del precio del crudo, la menor recaudación y la pandemia de covid-19.

El Fisco acumula atrasos por USD 3 677 millones hasta el 31 de julio, principalmente con funcionarios públicos, GAD, proveedores, seguridad social. La crisis fiscal es tal que el Fisco incluso ha llegado a plantear pagar esos haberes con papeles con plazos de vencimiento de entre 3 y 7 años.

Del total de atrasos, solo USD 818 millones corresponde a intereses de deuda externa no pagados tras un acuerdo con los acreedores hasta que termine la renegociación.

Mauricio Pozo, exministro de Finanzas, señala que la reestructuración de bonos no es un cheque de liquidez nueva para el Fisco; sin embargo, permitirá liberar USD 1 361 millones para atender necesidades fiscales y reducir la enorme brecha en el Presupuesto en este año. Pero las necesidades de financiamiento son mayores.

Antes de la pandemia, estas se proyectaban en 5 600 millones, pero ahora se calculan en 13 500 millones. De esa cifra, se consiguieron hasta julio solo USD 4 042 millones. Casi la mitad del monto llegó de multilaterales.


¿Qué pasos siguen luego de la aceptación?


El Ministerio de Finanzas explicó que, siguiendo buenas prácticas internacionales, Ecuador ha decidido extender, hasta el viernes 7 de agosto del 2020, y únicamente para aquellos tenedores que no votaron hasta el 3 de agosto, la posibilidad que puedan también intercambiar bonos que mantienen actualmente por los tres nuevos (2030, 2035 y 2040) bajo las nuevas condiciones. "Esta oportunidad que brinda la República permitirá, a los tenedores que no dieron su consentimiento, obtener instrumentos más líquidos".

Luego del 7 de agosto, se continuará con los procesos administrativos y legales de rigor, para que, una vez cumplidas todas las condiciones, se pueda concluir el proceso. Se espera que la fecha del intercambio formal de los bonos, es decir el cierre de la operación, ocurra el 12 de agosto o lo más pronto posible después de esa fecha, pero en todo caso no más tarde del 20 de agosto. En las próximas horas, una vez que cierre la votación, compartiremos más información en torno al proceso de negociación. El país tenía que convencer al 66% de acreedores de su planteamiento para reestructurar su deuda en bonos, excepto en los bonos 2024 donde necesitaba al 75%. Según Finanzas, en ambos papeles de alcanzó esas mayorías.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (36)
No (27)