1 de septiembre de 2020 00:05

Canje de bonos redujo la deuda del país en USD 1 541 millones

El catedrático Santiago Mosquera, el economista Alejandro Arreaza y Francisco Briones, director de Perspectiva analizan el canje de bonos que realizó el Gobierno para reducir la deuda del país. Fotos: Cortesía y Archivo/ EL COMERCIO

El catedrático Santiago Mosquera, el economista Alejandro Arreaza y Francisco Briones, director de Perspectiva analizan el canje de bonos que realizó el Gobierno para reducir la deuda del país. Fotos: Cortesía y Archivo/ EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 10
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 29
Evelyn Tapia
Redactora (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El Gobierno canjeó ayer, lunes 31 de agosto del 2020,  sus 10 bonos de deuda externa por tres bonos con nuevas condiciones. Con el cambio de papeles, el capital de la deuda, que sumaba USD 17 375 millones, se redujo en USD 1 541 millones.

Aunque el monto representa una reducción del 9% de toda la deuda en bonos del país, el Fisco ahora tiene un respiro de pagos, pues podrá comenzar a honrar el capital de estos papeles desde el 2026, hasta el 2040. Los bonos antiguos debían pagarse hasta el 2030.

El canje, además, mejora el perfil de pagos, pues los montos se distribuyen mejor a lo largo del tiempo. Antes de la renegociación, el Fisco debía pagar USD 13 694 millones en capital e intereses de bonos entre el 2020 y el 2025. Ahora solo pagará USD 2 365 millones en ese mismo período.

La renegociación representa un ahorro en el gasto de intereses anuales que deberá hacer el Fisco. Con los 10 bonos anteriores, en promedio se pagaba un interés de 9,3%. Ahora, los tres nuevos bonos tienen un interés promedio menor, de 5,3%.

El Ministerio de Economía y Finanzas había reconocido en abril pasado que esta deuda era insostenible, por lo que anunció un plan para mejorar el perfil de pagos y, de esta forma, evitar caer en mora o ‘default’.

Los bonos son papeles o instrumentos de financiamiento que un Gobierno entrega a inversionistas a cambio de un préstamo de dinero a un plazo previsto. Mientras corre el plazo, el Gobierno se compromete a pagar un interés trimestral o semestral desde el día en que recibe el préstamo, y el monto total o capital se paga al final del vencimiento. En ese período, el papel también puede ser vendido a otros inversionistas.

El ministro de Economía, Richard Martínez, destacó ayer que el éxito en el canje de los bonos permitirá que Ecuador mantenga abiertas las puertas para nuevo financiamiento.

Añadió que el proceso se dio gracias a que en marzo pasado, pese a las críticas, evitó el ‘default’ al pagar USD 324 millones del bono 2020.

La renegociación formal de estos papeles comenzó el pasado 3 de junio y se extendió hasta el 3 de agosto, cuando el 98,5% de los acreedores aceptó la propuesta de reestructuración que hizo el Ejecutivo.

El canje no pudo finalizar en esa fecha porque el Gobierno debía alcanzar un acuerdo a nivel técnico con el Fondo Monetario Internacional (FMI), que era una de las condiciones pactadas con los tenedores en la negociación. Ese acuerdo con el FMI se anunció el pasado 28 de agosto y ayer se pudo finiquitar el canje de papeles.

El Ministerio detalló que los acreedores que no entraron en el intercambio; es decir, que no votaron a favor de su propuesta hasta el 3 de agosto, tendrán que acogerse a las condiciones del bono 2040.

Los acreedores que no entraron en la votación representan un monto de USD 270,4 millones en papeles de deuda.

Los bonistas, que están dentro del 98,5% que aceptó el canje, recibirán el pago de los intereses acumulados que el Fisco dejo de pagar desde marzo por USD 1 005 millones.

Los nuevos papeles de deuda del Ecuador están registrados desde ayer en varias bolsas del mundo, pero aún es muy temprano para conocer los precios a los que se venderán en los mercados, todo dependerá de la oferta y la demanda, explicó Santiago Mosquera, docente de USFQ Business School.

Siobhan Morden, estratega de renta fija para la región del broker de inversiones Amherst Pierpont Securities, dijo que con el voto de confianza del FMI los rendimientos de los bonos ecuatorianos en los mercados estarían en alrededor del 10%.

La renegociación también influirá en el indicador de riesgo país, que mide las probabilidades de que un país caiga en mora en el mediano plazo, añadió Ramiro Crespo, de Analytica Investment.

En el corto plazo, este indicador podría “subir un poco porque los papeles de deuda nuevos tienen plazos más largos de vencimiento y, a más tiempo, hay más incertidumbre sobre lo que podrá pasar, entonces, el riesgo es más alto”.
 
El riesgo país cerró ayer en 2 828; esto es, 15 puntos más que el viernes pasado. Mientras más alto el riesgo país, más costoso le resulta a una nación conseguir financiamiento.

Alejandro Arreaza
, economista de Barclays para Latinoamérica, explicó que es importante el espacio fiscal que deja la renegociación de los bonos soberanos, pues da alivio al Fisco en el corto plazo.

Aún así, añade que es importante que este y el próximo Gobierno continúen tomando medidas económicas que le permitan reducir el monto total de la deuda. Actualmente, las obligaciones del Ecuador equivalen al 61% de todo su PIB.

Arreaza también destacó que si el Gobierno logra concretar el programa económico con el FMI, por USD 6 500 millones hasta el 2022 y si se reciben los créditos por 2 400 millones de los dos bancos chinos, el país no necesitará salir al mercado de bonos hasta el 2023 para buscar recursos.


Criterios


Francisco Briones, director de Perspectiva
“Tener un nuevo perfil de la deuda comercial es positivo. Ahora se debe concretar resultados con la deuda con China y mejorar la eficiencia del gasto”.


Santiago Mosquera, catedrático USFQ Business School
: “El canje da cierto grado de acción, son casi cinco años de oxígeno para la liquidez, pero se necesitan cambios estructurales y disciplina fiscal”.

Alejandro Arreaza, economista de Braclays:
“Ecuador gana tiempo, pero aún hay que reducir la deuda. El acuerdo con el FMI es lo mejor, ayudará a que el país cierre el año sin problemas”.




El proceso de reestructura de la deuda comercial


2/06/2020


Comienza el proceso de renegociación de bonos. El Gobierno realiza una presentación de la situación económica del país a los acreedores de los bonos.

06/07/2020

El Gobierno hace pública su propuesta de reestructuración y anuncia que ya tiene el apoyo del 45% de los acreedores, donde están algunos de los fondos más grandes del mundo.

3/08/2020

El 98,5% de los acreedores acepta en votación la propuesta que hizo el Gobierno. Esto luego de que dos fondos pequeños perdieron una demanda para frenar el proceso.

31/08/2020

Las 10 series de bonos se canjean por tres nuevos bonos. El canje se concreta luego de que el Fisco cumplió con el requisito de lograr un acuerdo técnico con el FMI.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (5)