Aspirantes a ediles no deben ofrecer obras

Actualmente, la capital está dirigida por el abogado Santiago Guarderas. Asumió la Alcaldía después de la salida de Jorge Yunda. Foto: Archivo / EL COMERCIO.

La campaña electoral para las elecciones seccionales de 2023 empezarán formalmente el 3 de enero de 2023. Pero eso, poco o nada importa a las candidatas y candidatos a las diferentes dignidades. Unos están en campaña desde hace meses en las redes sociales; una de las dignidades en disputa es la concejalía. 

Hay videos en TikTok y mensajes en Twitter. Desde ya se plantean ofrecimientos para cumplirlos en caso de que ganen. Pero, ¿cuál es el rol de un concejal? Esto es importante para saber qué pueden y qué no pueden ofrecer. El Código Orgánico de Ordenamiento Territorial es el que establece las atribuciones de los ediles.

Tienen dos facultades principales: legislar y fiscalizar. Es decir, entre sus competencias no está el ejecutar obras. La norma señala que un concejal tiene voz y voto en el Concejo Municipal. También está facultado para presentar ordenanzas en el ámbito de las competencias de los Gobiernos Autónomos Descentralizados (GAD). 

También está llamado a fiscalizar la labor del Alcalde. Pero, según Daniela Chacón, exconcejala y vicealcaldesa de Quito, esa labor solamente termina en exhortos. La normativa no faculta al Concejo Municipal, por ejemplo, a emprender un juicio político, como lo hace la Asamblea Nacional. 

Chacón menciona que un concejal no está facultado para ofrecer, por mencionar un caso, obras de infraestructura. Tampoco cambios en las políticas de salud y educación; estas dos últimas son facultades del Ejecutivo. Lo que sí puede hacer es plantear ordenanzas. Concejos como el de Quito tienen 23 comisiones, entre las que se cuentan Movilidad, Uso de Suelo y Presupuesto y otras.

Ese es el primer filtro para plantear cambios que deberán decidirse después en el cuerpo edilicio.  Otra cosa que no pueden ofrecer es bajar impuestos. Diego Cevallos, del Colectivo Gobernanza EC, explica que es común ver candidatos que ofrecen esa medida. La iniciativa en temas tributarios solo le pertenece al Alcalde. 

En Quito, los concejales también tienen otra función. En el Concejo se los delega a los directorios de las empresas municipales. En ellos actúan con voz y voto. Eso, por ejemplo, no pasa en Guayaquil. Pero Chacón señala que, aunque tienen voto, la decisión del Alcalde se impone. Eso porque, además del Burgomaestre, hay gerentes y secretarios nombrados por la primera autoridad de la ciudad. 

Los candidatos 

El Consejo Nacional Electoral (CNE) no ha presentado las cifras específicas sobre los postulantes a las concejalías. El consejero José Cabrera ha dicho que, tras el cierre de las inscripciones, el 20 de septiembre, se reportaron 63 518 candidatos para alcaldías, prefecturas, concejalías y juntas parroquiales. 

En 2023 se elegirán 864 concejales urbanos y 443 rurales; ejercerán en alguno de los 221 cantones del país. Como referencia, en las elecciones seccionales de 2019 hubo 8 791 candidatos a las concejalías urbanas y 3 688 a las rurales. 

Listas cerradas 

En febrero próximo, para asignar escaños se utilizará por primera vez en las seccionales, desde las reformas al Código de la Democracia, el método de Webster. Esto, sumado a que se votará por listas y no entre candidatos, las minorías tendrán un importante espacio en los Concejos Municipales. 

El Código de la Democracia establece que, para la dignidad de concejales, se presentará un solo plan de trabajo por la lista. Este debe incluir un diagnóstico de la situación actual del cantón, objetivos y un plan plurianual. Ese requisito debía presentarse junto con la inscripción de la candidatura. El CNE prevé cargar esa información en una ‘app’ para la consulta ciudadana.


Visita nuestros portales:

Sigue a EL COMERCIO en Google News CLIC AQUÍGoogle News


Suplementos digitales