29 de August de 2011 16:12

PHC, la zona del cerebro que dicta tus recuerdos

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La memoria humana es más eficiente cuando nuestros cerebros están preparados para absorber nueva información, concluyeron científicos del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) al demostrar que la actividad en la corteza parahipocámpica (PHC) predice qué tan bien la gente puede recordar una escena visual.

El equipo encabezado por John Gabrieli mostró que cuando la corteza parahipocámpica se encontraba muy activa antes de que le mostrarán a la gente una imagen, las probabilidades de recordar la imagen, disminuían.

"Cuando esa área está ocupada, por alguna razón, los humanos estan menos dispuestos ha aprender algo nuevo", dijo Gabrieli investigador principal del instituto de McGovern y profesor del MIT en el área de las ciencias de la salud y neurología cognoscitiva para la investigación del cerebro.

La corteza parahipocámpica, que ha sido vinculada al recuerdo de escenas visuales, se envuelve alrededor del hipocampo, una parte del cerebro que es crucial en la formación de la memoria, este estudio es el primero en investigar cómo la corteza parahipocámpica al mantenerse activa, puede afectar la forma en la que la escena es recordada.

El momento justo

Para el estudio, que se publica en la revista NeuroImage, se mostraron 250 fotografías en color de escenas del interior y exterior a las personas, que yacía en una resonancia magnética funcional por imágenes (fMRI) del escáner.

Más tarde se les mostraron 500 escenas, incluyendo los 250 que ya habían visto, para probar si recordaban la primera jornada de imagenes. Los escaneos fMRI revelaron que las imágenes se recuerdaban mejor cuando había menor actividad en la corteza parahipocámpica antes de que las escenas fueran presentadas.

La superficie exacta de la activación fue diferente en cada persona estudiada, pero se encontraba siempre en la corteza parahipocámpica.

En un segundo experimento, los investigadores utilizaron la resonancia magnética funcional en tiempo real, que puede controlar los estados cerebrales de los sujetos de un momento a otro, para determinar cuando el cerebro estaba "listo" o "no estaba listo" para recuperar las imágenes.

Esos estados fueron utilizados como disparadores para presentar nuevas escenas visuales. Como era de esperarse, las imágenes presentadas, se recordaron mejor cuando el cerebro estaba en el estado de "listo".

"El hallazgo se suma al antiguo cuestionamiento de por qué recordamos ciertas cosas mejor que otros", dijo Nicholas Turk-Browne profesor asistente de psicología en la Universidad de Princeton, quien no participó en este estudio.

Tradicionalmente, los científicos han creído que la memoria se basa en recordar eventos específicos mezclados con eventos emocionales que eran los que se creía recordaban las personas. Recientemente, los neurocientíficos cognitivos han descubierto que la capacidad del cerebro para consolidar, almacenar y recuperar información también es importante.

Aplicaciones pedagógicas

La relevancia de este estudio es que sugiere que más allá del recuerdo inherente de las cosas, hay un gran papel a jugar por lo bien preparado que esté para procesar lo que está en camino", dijo Turk-Browne.

En teoría, este método podría ser utilizado para determinar cuando un estudiante está mejor preparado para aprender el nuevo material, o para controlar a los trabajadores que necesitan para mantenerse alerta.

"Eso es lo que nos gustaría pensar, que son capaces de medir los estados de receptividad para el aprendizaje o la preparación para el aprendizaje.En términos de lo que se traduciría en la vida real, todavía hay algunos pasos a seguir", dijo Gabrieli.

El principal obstáculo es que los escáneres fMRI son muy grandes, y en este momento, no se puede hacer en pequeños dispositivos portátiles. Una alternativa posible es utilizar la electroencefalografía (EEG), una tecnología con mayor facilidad en miniatura que mide la actividad eléctrica a lo largo del cuero cabelludo.

Los investigadores ahora están trabajando en formas de uso del EEG para medir la actividad en la corteza parahipocámpica.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)