Más migrantes vuelven al Ecuador por festividades
Vecinos cuentan los tesoros de su barrio
Nueva Ley establece fusión entre BanEcuador y la CFN
Tres secretarías se enfocan en lo social y la inversión
Déficit de 6 000 docentes en Ecuador
Argentina detecta primer caso de Ómicron en viajero …
Cuenca encendió su árbol de Navidad
Trámite de derogatoria a reforma tributaria tomará meses 

La sectorización benefició a 1 375 maestros

Para el proceso de sectorización se ofertaron 90 plazas en la provincia del Azuay, pero se postularon 490 maestros. Foto: cortesía

La mayoría de los 1 375 docentes del Ecuador que ganaron el proceso de sectorización impulsado por el Ministerio de Educación (ME) ya laboran en los nuevos planteles. Unos pocos realizan los últimos trámites para los respectivos traslados.

El pasado jueves 11 de noviembre del 2021 se incorporaron dos maestros para la Unidad Educativa Manuel J. Calle, de Cuenca: uno por la sectorización y el otro ganó el concurso, explicó el rector, José Luis Chicaiza.

La Ley Orgánica de Educación Intercultural (LOEI) establece este beneficio para acercar a los maestros de los planteles fiscales con nombramiento definitivo, a una institución más próxima a su lugar de residencia, para mejorar su calidad de vida.

Esta primera fase empezó con la actualización de la base de datos y validación de las vacantes en la plataforma Educa Empleo, que se usó para este proceso. Las inscripciones concluyeron el pasado 22 de octubre y tuvo alta demanda.

3 508 docentes de las 24 provincias del país postularon por las 1 375 plazas en 840 planteles de Sierra y Amazonía, y 48 de la Costa. Es decir, más del doble (2 133) no alcanzó un cupo dentro de este beneficio.

El cuencano Juan Pablo Jara, de 34 años, lleva siete como docente en la Unidad Educativa Daniel Hermida, de la parroquia rural de Santa Ana, y aplicó para maestro en el Manuel J. Calle. Por las dos plazas habilitadas en este plantel aplicaron más de 10 maestros azuayos.

Jara contó que una semana después del cierre de las inscripciones recibió un mensaje simple a su correo que decía “usted no ha sido ganador en este concurso”.

Él no sabe qué otros elementos se valoraron, “porque tengo más dos años consecutivos en la misma institución con nombramiento definitivo, no estoy inmerso en sumarios administrativos ni en comisión de servicio”. Esos eran los requisitos para participar.

Pero en el caso de que exista más de un postulante por una misma vacante, se valoran parámetros de salud, bienestar social, amenaza a la integridad física y quienes tengan a su cargo hijos menores de 5 años, describe el Acuerdo Ministerial de Sectorización.

En los planes de Jara estaba acercarse a la ciudad para ahorrar tiempo de viaje y dinero en la movilización. “Vivimos un tiempo difícil derivado de la pandemia del covid-19”.

Alida Correa aplicó por un cambio de plantel por el mal ambiente laboral en la Unidad Educativa del Milenio Sayausí, donde trabaja desde hace casi tres años. “Tenemos demasiada carga horaria y no se respeta la LOEI”, dijo.

Hace tres años ella ganó el concurso para trabajar en un plantel urbano de Cuenca, pero por exceso de personal fue reubicada en Sayausí. “Viajar a diario en el frío complica mi problema de alergias. Tengo un hijo menor de edad”, relató.

Esta Unidad Educativa tiene más de 90 docentes entre las tres jornadas y cinco aplicaron por la sectorización, pero ninguno resultó favorecido. Correa postuló para profesora de Estudios Sociales en el Manuel J. Calle y sus compañeros, por otras plazas urbanas.

La mayor demanda de cambios se presenta en los docentes de la zona rural que quieren acercarse a la ciudad, se informó desde el ME. Las provincias con mayor demanda para cambios fueron Pichincha, Chimborazo, Azuay y Loja.

Para Rubén Lema, presidente de la Unión Nacional de Educadores del Azuay, el proceso parece una burla, porque en esta provincia se ofertaron 90 plazas y postularon 490. “Las vacantes a disposición no reflejan la realidad de las necesidades de docentes en el país”.

Además, dice que tampoco se llama a concurso para los nombramientos de quienes llevan más de tres años contratados, para que se respete la LOEI. “En el Ecuador hay más de 12 000 docentes contratados y con sobrecarga laboral”.

El colegio Manuel J. Calle tiene 2 100 estudiantes y 83 docentes. Aquí hacen falta cinco profesores y en el momento están cubriendo esa carencia con los inspectores, explicó el Rector. “Eso será difícil cuando regresemos a la presencialidad”.

Por eso, el pasado lunes Chicaiza otra vez se acercó al Distrito de Educación para gestionar que se llenen esas plazas. Mientras tanto, el Ministerio de Educación prepara la segunda fase de Sectorización Docente General para el Régimen Costa-Galápagos.

La fase de inscripciones será del 25 de noviembre al 3 de diciembre. Se pondrán a disposición 2 048 vacantes y los ganadores empezarán sus funciones el 1 de abril próximo.

Suplementos digitales