El precio del cerdo dispara la demanda de carne de c…
COE aprueba asistencia presencial voluntaria a plant…
Quiteños salieron poco este sábado 22 de enero del 2022
Pasajero procesado por mostrar sus partes íntimas en…
EE.UU. envía ayuda militar adicional a Ucrania en me…
Matanza en Playita del Guasmo apunta a venganza de L…
EE.UU. y Canadá coordinan ‘consecuencias masiv…
Dos choques dejan fallecidos y heridos en autopista …

Ómicron: contagio comunitario implica no poder detectar su origen

Frente al avance de la variante Ómicron, el Ministerio de Salud incrementó el número de puntos de vacunación. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

El 27 de diciembre del 2021, las autoridades sanitarias declararon el contagio comunitario de la variante Ómicron del covid-19 en el país, luego de detectar tres casos nuevos en Guayaquil para contabilizar un total de 24 en todo el territorio nacional.

A los casos ya confirmados se suman 27 sospechosos de Ómicron a escala nacional en la red privada de laboratorios. Estos se dividen en: ocho en Guayas; 14 en Pichincha; 4 en Manabí; y uno en Chimborazo, según informó el Ministerio de Salud.

El epidemiólogo Mauricio Espinel explica que se califica al contagio como comunitario cuando un caso no tiene ningún nexo epidemiológico con un caso importado por fuera de su comunidad.

“Desde el momento que no puedo probar dónde se contagió, quiere decir que el proceso se dio donde la persona vive y para que eso se dé se requiere que ya exista transmisión del virus en esa zona, eso se llama contagio comunitario”, añade.

Para el epidemiólogo Bryron Núñez, la transmisibilidad de Ómicron, es decir, que el virus se replica enormemente en la vía respiratoria y por lo tanto hay más cantidad de virus en las secreciones, añadida a la velocidad de replicación es lo que favorece la transmisión a nivel de la comunidad.

Esta situación, según Núñez, se vuelve peligrosa porque hay muchos virus circulando que son fácilmente transmisibles con el riesgo de que más personas se infecten.

Estudios recientes han demostrado que Ómicron es mucho más transmisible y contagia de 14 a 16 personas, entre una y tres veces más que la variante Delta.

Para Espinel es importante que un caso importado no se transforme en comunitario. Esto se logra, dice, identificando con oportunidad y estableciendo las medidas y cercos epidemiológicos para evitar que se propague. Sin embargo, indica, ese tipo de control es difícil porque las capacidades de vigilancia son limitadas.

Ante una consulta hecha por este Diario, el Ministerio de Salud informó que debido a la rapidez de contagio de la variante Ómicron, colocar cercos epidemiológicos es más difícil. Con Delta no ocurría lo mismo porque se demoraba más en contagiar, por lo que era menos complejo levantar estos cercos.

El escenario de un contagio comunitario era algo esperado por las autoridades. La semana pasada, cuando había 19 casos de la nueva variante, la ministra de Salud, Ximena Garzón, reconoció, que el panorama epidemiológico podía cambiar en una o dos semanas, dado que Ómicron es extremadamente contagiosa.

La Ministra explicó que para que un contagio con una variante se considere comunitario no tiene que ver tanto con el número de casos sino con que ya no se pueda detectar el origen del contagio.

Ante esta situación, el Ministerio de Salud (MSP) presentó el 19 de diciembre el Plan de Preparación ante un posible incremento de casos de covid-19 frente a la nueva variante Ómicron con el objetivo de fortalecer los servicios sanitarios para brindar atención a pacientes con y sin covid-19 y evitar el colapso como el que se vivió en el 2020.

En la estrategia participan unidades del MSP, Seguridad Social y clínicas privadas, con el establecimiento de puestos de mando por zonas y se emiten los lineamientos de acción, que incluyen derivar a las personas con síntomas leves a los centros de salud, que estarán abastecidos con pruebas de diagnóstico.

Los casos graves serán referidos a los hospitales básicos y generales. Y se evitará ocupar espacios en hospitales especializados o de tercer nivel, que se concentrarán en atender otras enfermedades de complejidad.

Tanto para las autoridades como los especialistas es importante que la población siga manteniendo las medidas de bioseguridad como el uso de mascarilla y el distanciamiento físico.

Resaltan, además, la importancia de la vacunación con el esquema completo. Recientes investigaciones indican que las vacunas seguirán protegiendo contra los cuadros más graves de la enfermedad.

Para incentivar la inmunización en personas rezagadas, el Ministerio de Salud incrementó desde la semana pasada el número de puntos de vacunación: 1 046 a nivel nacional. La idea es aumentar de forma progresiva estos espacios cada semana.

Suplementos digitales