Tratarán de rescatar con drones a perros cercados po…
Salud espera vacunar contra el covid-19 a dos millon…
Sectores sociales inician protestas con cierre de ví…
El exsecretario de Estado de EE.UU. Colin Powell fal…
Bus interprovincial cae al abismo y causa la muerte …
¿Cuál es el plan del Municipio respecto a la insegur…
Ecuatorianos viajan a Perú y Brasil para llegar a EE…
La CAF desnuda cuatro problemas del IESS que afectar…

A 25% de niños le falta recibir vacunas regulares

Guadalupe Anatoa, licenciada en enfermería, aplica tres dosis del esquema regular de inoculación a Ian, de 6 meses. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Jéssica Hurtado, de 28 años, acudió al centro de salud El Blanqueado, en el sur de Quito, para cumplir con la vacunación regular de su segundo hijo. Ian tiene seis meses y le corresponde la aplicación de tres dosis: antipolio, pentavalente y neumococo.

Con estas se previene el aparecimiento de enfermedades infectocontagiosas, como poliomielitis o parálisis grave, tosferina, hepatitis B, etc.

“No quería acudir al centro de salud, por temor a la pandemia. Pero mi hijo debe estar protegido de otras patologías”.

Afortunadamente -cuenta Jéssica- consiguió las tres fórmulas. “Estoy tranquila, porque había escuchado que hubo escasez”, dijo la joven, mientras consolaba a su hijo tras la inyección.

Hasta mediados de año, en los centros de salud se reportó la falta de vacunas para los niños y niñas menores de cinco años. En Ecuador hay 1,9 millones de infantes en ese rango de edad que deben recibir 15 vacunas con sus refuerzos.

Por ejemplo, el esquema de la polio -conocida como bOPV- incluye tres dosis. Se administra a los dos, cuatro y seis meses de edad.

Ian, por ejemplo, recibió la última fórmula y completó su esquema contra este mal.

Rocío Morales, responsable de Inmunización del Distrito Sur, señaló que es fundamental completar la inoculación contra estas enfermedades que pueden provocar discapacidad o muerte.

Recordó que en Ecuador ya no se registran casos de polio desde 1990. Lo mismo ha ocurrido con el sarampión ‘nativo’.

En estos meses marcados por la pandemia de covid-19 -reconoce la funcionaria- ha habido una baja colocación de las dosis infantiles.

Hay dos razones principales. La primera es que los padres y madres no querían acudir a los vacunatorios por temor a un contagio. Y la segunda es el desabastecimiento de fórmulas. “En el Distrito Sur tenemos una población de 23 000
menores de un año. De ellos, 30% no ha completado su esquema regular”.

José Ruales, viceministro de Gobernanza y Vigilancia de la Salud, confirmó un porcentaje similar, en el país: en promedio el 25% de los infantes no tiene dosis completas de las vacunas regulares, aunque no especificó a cuántos niños corresponde. Pero aclaró que este porcentaje varía entre fórmulas.

“Cuando llegamos al Ministerio encontramos un desabastecimiento de nueve dosis del esquema regular para niños y niñas, entre ellas: pentavalente, rotavirus, neumococo, sarampión, HPV y polio”.

De inmediato realizaron la compra, a través del Fondo Rotatorio de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y recibieron donaciones de países como Brasil. Este último apoyó con fórmulas de fiebre amarilla, neumococo y rotavirus.

“En lo que va del Gobierno hemos adquirido, recibido, distribuido o en proceso de desaduanización un total de
2 321 445 dosis de los 15 tipos. Esta cantidad más el saldo existente servirá para vacunar a 330 000 menores de un año y 330 000 niños de 1 a 2 años”.

También, esperan completar la inoculación al resto de menores de cinco años que no recibieron sus vacunas a tiempo. “Aseguramos el abastecimiento hasta el primer trimestre del 2022”. Salud además ha realizado otras acciones, como la regularización de las compras por medio del Fondo Rotatorio; ha adquirido insumos médicos, como jeringuillas, y también ha reforzado el sistema de cadena de frío para conservar las dosis.

A partir de octubre se espera tener un abastecimiento normal en todo el país, por lo que se realizarán campañas de inoculación, según la ministra de Salud, Ximena Garzón.

A esto se sumarán brigadas médicas, para hacer la búsqueda de casos y aplicar las dosis faltantes.

En el Centro de Salud El Blanqueado -explica Morales- hay dos grupos que salen a vacunar, al menos dos veces por semana. Además, se contactarán con las instituciones educativas y guarderías para alcanzar a más niños.

Fernando Aguinaga, presidente de la Sociedad Ecuatoriana de Pediatría, resalta la importancia de retomar esta inmunización para evitar el aparecimiento de males graves. “Las campañas masivas son una estrategia ideal”.

Daisy Masapanta, mamá de Nina, de seis meses, irá al centro de salud para que vacunen a su niña luego de dos días. “Estoy ansiosa; mi niña se quedó sin el refuerzo de rotavirus, porque no encontramos la fórmula. No quiero que pase nuevamente”.

"Son valores inalcanzables, mes tras mes”. Pacientes con VIH del #IESS no acceden a medicina; ¿qué opción tienen? » https://bit.ly/3lHZLJX

Posted by El Comercio on Tuesday, September 21, 2021

Suplementos digitales