Mujeres conmemoraron su día aspirando igualdad en condiciones en Ecuador

El sueño de Sanddy Romero, cosmiatra, se forjó hace más de 15 años cuando había culminado una carrera de administración en la universidad. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

El rol de la mujer en Ecuador es fundamental y así lo evidencian los datos del Instituto de Estadísticas y Censo de Ecuador (INEC). Hasta el 2019, se registraron 1'155 407 mujeres que trabajan por cuenta propia frente a 1'035 653 que laboran en empresas privadas y 263320 en el sector público. 

En este martes 8 de marzo de 2022, Día Internacional de la Mujer, EL COMERCIO recoge la historia de tres mujeres que, en la búsqueda de su independencia y el encontrar su vocación, a diario fusionan su vida profesional y personal para cumplir con sus objetivos.  

El sueño de Sanddy Romero, cosmiatra, se forjó hace más de 15 años cuando había culminado una carrera de administración en la universidad.  “Estaba revisando áreas de especialización en Chile en 2005. Y encontré la cosmiatría, un campo hasta ese momento poco explorado en Ecuador. Me interesó y estudié allá en Santiago, por consejo de mi abuelito José Romero”, recordó con emoción.    

La cosmiatría, es una disciplina que aborda el cuidado de una piel sana o enferma, por lo que se necesita de constante preparación, algo que Romero siempre realiza para mantenerse actualizada.   

Así, comenzó con tratamientos faciales, masajes, drenaje linfático (eliminación de toxinas), entre otros.  Con el tiempo, creció no solo con pacientes mujeres, como es lo usual, también se animaron los hombres, pues delineó una estrategia para incluirlos.   

Romero confiesa que el logro no es solo de ella. “Tengo la ayuda de dos excelentes terapistas, Taty y Tania, que también son mujeres emprendedoras, trabajadoras y responsables, ellas brindan un gran aporte”, comenta con agradecimiento.   

Hasta el 2019 se registraron 1'155. 407 mujeres que trabajan por cuenta propia frente a 1'035. 653 que laboran en empresas privadas y 263. 320 en el sector público.  

Al igual que Sanddy, en otro punto de la ciudad, al sur de Quito, está Amalia Rodríguez, especialista de mantenimiento del sistema integrado Trolebús de la Empresa de Pasajeros.  Su jornada empieza a las 05:00 cuando debe dejar listo a sus hijos al cuidado de su esposo. A las 06:00 ya está activa en su lugar de trabajo distribuyendo funciones. A su cargo están 15 técnicos que deben velar por el correcto funcionamiento de la flota de articulados Volvo B12.  

Comenta que en la universidad estudió una ingeniaría en Electrónica y Control y toda su vida ha tratado de romper con ese paradigma que la carrera técnicas y pesadas son para hombres, al contrario, sus conocimientos y entrega a su trabajo le permitió ocupar este puesto.  

Su esposo ha sido su pilar fundamental para el cuidado de sus dos hijos, ella trabaja en la mañana y su esposo quien es Ingeniero Electrónico trabaja en la tarde. Se han distribuido las tareas del hogar y de esta manera seguir preparándose profesionalmente sin descuidar las actividades del hogar.  

De igual manera, su compañera de trabajo, Yazmina Rodríguez, combina su trabajo con su labor de madre y esposa. Pertenece al grupo operaciones, su función es más operativa y se encarga de controlar, monitorear las rutas de los alimentadores del sector Norte de Carcelén y Labrador. Es decir que ella es la encargada de enviar más unidades en horas pico y cuando existe algún contratiempo con alguna unidad.  

Además, que está pendiente de las quejas y requerimientos de los usuarios que a diario utilizan el sistema de Trolebús.  

Su día empieza desde las 03:30, prepara el desayuno para su familia, mientras su esposo se encarga del almuerzo. Comenta que ya son 23 años que trabaja en esta institución y ya ha aprendido a organizarse.  

Su trabajo culmina a las 13:00 y empieza su jornada de trabajo en el hogar hasta las 22:00 que deja todo organizado la ropa, uniformes y las colaciones de sus hijos para el siguiente día.  

Estas tres mujeres emprendedoras comparten un pensamiento por el Día de la Mujer, sugieren que siempre deben prepararse en el área que deseen, pues mientras más estudien, sus posibilidades de ser mejores aumentan. Además, incentivan a más mujeres a trabajar y luchar por la igualdad de condiciones.  

Romero incentiva a las mujeres a trabajar por sus sueños, “persíganlo, trabajen duro, porque cuando un proyecto lo hacen con amor, se hace realidad, todo fluye y atrae a la abundancia, añadió.  

Suplementos digitales