Mujer, que paseaba en un bosque de Quito, fue asesinada
Nuevo punto de diagnóstico de covid-19 en San Marcos
Austria activa lotería con vales de más de USD 500 p…
252 hombres acumulan más riqueza que todas las niñas…
Avión con destino a Londres retorna a Miami por pasa…
Obispo español pide perdón por declaraciones sobre h…
Lavrov y Blinken se reúnen para rebajar tensión en t…
Siete parques de Quito ya cuentan con iluminación LED

Lasso anuncia política para combatir la mendicidad y trabajo infantil

Este 9 de diciembre del 2021 se presentó la campaña Solidaridad sin Mendicidad, en el parque La Carolina de Quito. Foto: Twitter Guillermo Lasso

Hasta diciembre del 2019, en Ecuador había alrededor de 311 000 niñas y niños trabajando. “Estoy seguro que con la pandemia esa cifra debe haber crecido”, dijo este jueves 9 de diciembre del 2021 el presidente Guillermo Lasso.

Lo dijo en la presentación de la campaña Solidaridad sin Mendicidad, que se realizó en el parque La Carolina, en el norte de Quito. En él participaron autoridades del Gobierno y familias usuarias de los servicios del Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES).

Lasso señaló que la realidad del trabajo infantil ocurre en toda América Latina. La Organización Internacional del Trabajo registra que, en la región, al menos 11 millones de niños, niñas y jóvenes de 5 a 17 años trabajan, dijo el Presidente.

Además, sostuvo que, según Unicef, tres millones de niños latinoamericanos corren el riesgo de caer en trabajo infantil o mendicidad por condiciones de pobreza, agravadas por el covid-19.

Para cambiar esa realidad, Lasso señaló que el Gobierno implementará la Estrategia para la prevención y erradicación de la mendicidad y del trabajo infantil, dentro de la cual está la campaña presentada este 9 de diciembre.

“Esta es el inicio de toda una política pública integral que implementaremos de manera permanente, no solo en diciembre”. Para ella se destinan USD 10,6 millones en este 2021. El Presidente asegura que es una cifra que “dista mucho de los 6,7 millones anuales empleados por el anterior gobierno, entre el 2017 y el 2020″.

Este 2021, el Presidente dijo que se ha llegado a 14 000 niños a escala nacional y a 10 000 familias de manera indirecta, con especial énfasis en 20 cantones priorizados.

La campaña Solidaridad sin Mendicidad busca sensibilizar a los ecuatorianos para que eviten dar monedas a niños, niñas, adolescentes, personas con discapacidad o adultos mayores que se encuentren en las calles, especialmente durante la época navideña.

Con la campaña se advierte sobre los riesgos de explotación laboral, sexual y psicológica y sobre la existencia de redes que funcionan detrás de esas personas y que se aprovechan de ellas.

El ministro de Inclusión Económica y Social, Esteban Bernal, dijo que el gobierno recibió un país con 34% de pobreza y pobreza extrema. También, con 27,2% de desnutrición crónica infantil; y con un crecimiento permanente del trabajo infantil.

De los más de 310 000 niños que trabajan, el ministro dijo que la institucionalidad del Estado, comprendido por el Gobierno central y los autónomos descentralizados, logró identificar 15 700 y apenas 4 300 están dentro de un programa para la reinserción y recuperación de sus derechos.

En el evento de este jueves se firmó un acta de compromisos, suscrita también por el alcalde de Quito, Santiago Guarderas, y por el vicepresidente de la Asociación de Municipalidades del Ecuador (AME), Wilfrido Carrera.

Guarderas señaló que presentar esta iniciativa en diciembre tiene trascendencia, ya que en este mes se visibiliza con mayor crudeza la problemática social de la mendicidad y el trabajo infantil.

El Alcalde dijo que, de acuerdo con un estudio de noviembre del 2019, alrededor de 25 600 niños en Quito tienen que trabajar. Esa cifra, señaló, representa el 3% de la población infantil de la ciudad.

Por ello, aseguró que el Municipio participará activamente en la campaña, a través de sus distintas instancias. “No es la caridad la que nos llevará a cumplir los sueños de los niños. Al contrario, los destruye y los hace víctimas de una ciudad que los maltrata y vulnera”.

Suplementos digitales