El CNE canceló a cinco organizaciones políticas nacionales
Caídas de árboles, inundaciones y siniestros de trán…
Alcalde y Reina de Quito ganan partida inaugural del…
Gobierno evalúa riesgos de nueva variante de coronav…
Conaie dice que no irá a diálogos sin resultados
Director y guía de la cárcel de Guayaquil, despedido…
Animada jornada de compras en Guayaquil por extensió…
Arte y artesanías en los corredores culturales

Bachilleres buscan las carreras tradicionales

La Senescyt informó que entre las carreras más demandadas también estuvieron Enfermería, Educación Inicial, Educación Básica, Psicología, Economía y Trabajo Social. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Una preferencia histórica de carreras universitarias ‘tradicionales’ se mantiene en el segundo semestre de este 2021. Derecho, Administración de Empresas, Medicina y Contabilidad siguen en la lista de las que tienen mayor demanda.

¿Por qué los jóvenes siguen apostando a las mismas carreras? “Salvar vidas es mi sueño desde niño”, “vengo de una familia de abogados”, “mi papá es contador”, “el mundo empresarial deja dinero”, son algunas de las respuestas de aspirantes a la educación superior consultados.

Para el especialista en orientación vocacional de la Universidad de las Américas (UDLA), Francisco Rosero, hay dos razones especiales: el desconocimiento y la influencia familiar y social.

Al no conocer otras carreras además de las ‘tradicionales’, Rosero señala que se genera desconfianza en el futuro laboral desde nuevas alternativas, ya que los chicos no saben en qué consisten estas. “Saben lo que hace un médico o un abogado, pero no saben lo que hace un ingeniero en nanotecnología”.

Al no tener la certeza del mercado laboral, las carreras con menor demanda se consideran poco remuneradas, dice el orientador. “Eso hace que la mayoría opte por lo seguro, lo conocido”.

A eso se suma la influencia de los padres, que -asegura Rosero- también desconocen la oferta académica y que se mueven en espacios de carreras típicas. Por ello, “a pesar de la sobresaturación de esa oferta, se sigue considerando la mejor opción”.

El psicólogo recomienda buscar información sobre el mercado laboral de carreras desconocidas por los aspirantes para que tomen en cuenta opciones que no están saturadas. “Hay que pensar que de lo que estudian ahora no van a ver el fruto mañana, sino en cuatro o cinco años. En ese tiempo el mercado laboral se puede transformar y actualizar”.

Mañana, 22 de octubre del 2021, es la última fecha para que los jóvenes acepten un cupo en caso de que el sistema de la Secretaría de Educación Superior (Senescyt) se los haya asignado como parte de la segunda postulación.

En la primera, la Senescyt informó que entre las carreras más demandadas también estuvieron Enfermería, Educación Inicial, Educación Básica, Psicología, Economía y Trabajo Social.

Suplementos digitales