16 de septiembre de 2019 00:00

La Red de Cultura Viva Comunitaria del Ecuador, en el radar oficial

La expresiones escénicas son parte esencial del programa del Festival del Sur. Foto: Facebook/  Festival del Sur.

La expresiones escénicas son parte esencial del programa del Festival del Sur. Foto: Facebook/ Festival del Sur.

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 5
Sorprendido 0
Contento 0
Gabriel Flores
Redactor (I)
gflores@elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

En 18 años, el Festival del Sur (Quito) ha programado más de 700 propuestas de teatro, danza, pintura, fotografía, literatura y audiovisuales, en 300 escenarios nacionales convocando a 230 000 personas.

Desde el 2012, este festival, que en la mayoría de sus ediciones se ha desarrollado a través de la autogestión, es parte de la Red de Cultura Viva Comunitaria del Ecuador.

Esta red es un espacio integrado por festivales, colectivos de arte popular, centros culturales barriales, casas comunales, pueblos y nacionalidades, entre otros, de distintas zonas urbanas y rurales del país, los cuales han decidido impulsar la cultura desde un quehacer comunitario y cotidiano.

La mayoría de estos procesos vinculados a la cultura viva comunitaria aplicarán para ser los beneficiarios de la primera línea de fomento que el Ministerio de Cultura y Patrimonio entregará a este sector de la producción cultural.

Daniela Fuentes Moncada, directora de política pública, emprendimientos, artes e innovación del Ministerio de Cultura, explica que no solo los miembros de esta red podrán acceder a esta línea de fomento. “En esta primera convocatoria, que está abierta desde la semana pasada, se seleccionará a 25 proyectos a escala nacional. Cada uno recibirá USD 8 000. En total se invertirán USD 200 000”.

Nelson Ullauri, miembro de la Cooperativa de Servicios Culturales La Popular, explica que esta convocatoria es el resultado de un trabajo consensuado entre la Red de Cultura Viva Comunitaria, el Ministerio de Cultura y el Instituto de Fomento a las Artes, Innovación y Creatividad (Ifaic).

“La línea de fomento -dice- está orientada a fortalecer los procesos culturales que han sido invisibilizados. Por primera vez el Estado va a entregar recursos pensando más allá de los eventos o cuestiones artísticas. La cultura viva comunitaria tiene incidencia, desde siempre, en su entorno más cercano, como los centros de salud, escuelas o espacios de recreación”, dice.

Uno de los primeros logros de la Red de Cultura Viva Comunitaria del Ecuador fue que esta forma de producir cultura sea reconocida en la Ley Orgánica de esta rama, a través del artículo 4 y del artículo 122, que establece que el Ifaic implementará la Red de Gestión Cultural Comunitaria y creará mecanismos de fomentos a las formas de organización cultural que respondan a los principios de economía popular y solidaria.

Daniela Pabón, miembro del núcleo dinamizador de la red, explica que este reconocimiento les ha permitido expandir su campo de acción. “Todos estos años, a través de talleres y encuentros, nos hemos vinculado con diversas organizaciones y potenciando el quehacer comunitario. También nos ha servido para repensar las prácticas comunitarias y saber dónde están presentes”, sostiene.

El Ministerio de Cultura no tiene un catastro de todos los procesos de cultura viva comunitaria que existen en el país, pero, a criterio de Pabón, un indicador podría ser los miembros que actualmente son parte de la red, que a la fecha suman 57. Aclara que ellos han mapeado a más de 500 experiencias en todo el país.

Juan Francisco Segovia, director encargado del Ifaic, cuenta que esta convocatoria también servirá para levantar datos oficiales para saber cuántos procesos comunitarios existen. Por eso, la condición principal de este primer llamado es que los proyectos sean diseñados y trabajados por una colectividad. La convocatoria -dice- estará abierta hasta el 10 de noviembre.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)