13 de octubre de 2020 00:00

El patrimonio audiovisual tiene sus propios narradores

León Sierra establece una relación entre poesía y luchas. Foto: cortesía Cinemateca Nacional

León Sierra establece una relación entre poesía y luchas en ‘Narrar octubre’. Foto: cortesía Cinemateca Nacional

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 4
Fernando Criollo
Redactor (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Tres cintas que pertenecen al archivo fílmico de la Cinemateca de la Casa de la Cultura Ecuatoriana serán narradas por igual número de artistas, en el programa Contadores de películas. Esta actividad es parte de la séptima edición del Festival Latinoamericano de Cine de Quito (Flacq), que este año tendrá una programación virtual del 15 al 22 de octubre.

La propuesta surge de la tradición japonesa de los Benshis, de principios del siglo XX. Estos personajes leían los rótulos de las películas y explicaban la trama y el contexto cultural a la audiencia.

En el marco del festival, Contadores de películas se presenta como un ejercicio interdisciplinario, en el que convergen el audiovisual, el teatro, la literatura y la narración. El objetivo es ampliar la visión del archivo fílmico nacional como una fuente de creación.

“Hay que verlo como un elemento que atraviesa el tiempo para resonar en el presente”, dijo Diego Coral, director de la Cinemateca Nacional.

Para ponerlo en escena se escogieron tres piezas del archivo fílmico acompañadas de investigaciones y documentos digitalizados. Los tres actores invitados asumieron el reto de preparar una presentación escénica y narrativa alrededor de los audiovisuales.

“Queremos saber cuáles son las posibilidades de resignificación del archivo desde la mirada de tres artistas contemporáneos”, explicó Coral.

La actriz y gestora cultural Gio Valdivieso trabajó con el filme ‘El terror de la frontera’, un western andino dirigido por Luis Martínez Quirola en 1929, siendo la ficción más antigua del archivo. Era la primera vez que Valdivieso veía este material y decidió integrar a los títeres con los que interpreta a ‘Las Beatas’ para dar forma a una narración que se entrelaza con el humor.

El actor y gestor Javier Cevallos escogió la ficción ‘Marianita, la Azucena de Quito’, una película de 1959, restaurada recientemente, pero con una banda de sonido muy “limitada”. La idea, dice Cevallos Perugachi, es darle un contexto histórico al personaje y a la forma de hacer cine en esa época, desde la voz y la mirada del personaje del Chulla quiteño.

Al actor, director y dramaturgo León Sierra le correspondió una compilación de imágenes documentales del levantamiento indígena de finales del 2019, denominado ‘Narrar octubre’. León planteó una propuesta dramatúrgica que parte de la obra poética y narrativa de los escritores Pedro Lemebel, Walt Whitman y César Dávila Andrade.

“El lenguaje es una cadena de significación en el que hay que darnos cuenta que el presente es una mirada hacia el pasado. Uno más remoto que está en la memoria del cuerpo, de la gente y la ciudad”, dice León sobre un acontecimiento relativamente cercano.

La presentación de los Contadores de películas será transmitida a través de Facebook Live, en la página del festival y de la Cinemateca. Cada intervención estará acompañada de un diálogo con expertos en historia, cine y cultura que compartirán sus impresiones sobre la importancia estratégica e identitaria del archivo fílmico.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)