17 de octubre de 2018 00:00

En Riobamba se espera atraer más turistas con los pases del Niño

El Pase del Niño Rey de Reyes es uno de los corsos más concurridos. Hay cerca de 5 000 participantes. Foto: Archivo/ EL COMERCIO.

El Pase del Niño Rey de Reyes es uno de los corsos más concurridos. Hay cerca de 5 000 participantes. Foto: Archivo/ EL COMERCIO.

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 4
Cristina Márquez
Redactora
(F-Contenido Intercultural)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Un desfile especial que contó con la participación de los personajes populares del Pase del Niño, una tradición religiosa considerada un ícono de Riobamba, se realizó en esa urbe para festejar la entrega de la certificación que les acredita como patrimonio cultural inmaterial del país.

Técnicos de la Dirección de Turismo de la ciudad preparan una estrategia para difundir la fiesta y atraer más turistas entre finales de noviembre e inicios de febrero, que es cuando se realizan los recorridos.

“Tenemos altas expectativas para este año, debido a la certificación. Ahora trabajamos en una campaña intensiva de marketing digital”, explica Cristian Cruz, técnico de la Dirección de Turismo.

Parte de la estrategia para atraer más visitantes a la ciudad en la temporada de los pases es la difusión de reportajes en medios impresos del país. El objetivo es que a través de esos medios se explique el significado y origen de la fiesta, así como de los seis personajes tradicionales y la vestimenta que usa cada uno.

Entre finales del 2017 e inicios del 2018 hubo alrededor de 1 000 pases del Niño registrados por la Dirección de Cultura. Este año se espera que ese número se incremente.

“Ahora los pases del Niño de barrios, instituciones y familias tendrán más apoyo municipal”, señala Cruz. El funcionario agrega que desde el Municipio se trabaja en un nuevo sistema para otorgar permisos con más facilidades y para que los recorridos se hagan ordenadamente por la ciudad. “La idea es llevar esta tradición a todos los rincones de Riobamba”.

La Dirección de Turismo hizo un estudio para determinar la cantidad de turistas que visitan la ciudad durante la temporada de pases del Niño. En el 2017, por ejemplo, 37 205 visitantes llegaron a la ciudad, y entre diciembre y enero se reportó un incremento del 3% sobre el flujo normal.

Pero para este año la meta es duplicar la cantidad de visitas, y así dinamizar la economía de la ciudad. La oferta incluirá al menos un centenar de actividades durante esa época.

Entre los programas que se consideran están un pase del Niño nocturno, la Ruta de la Luz, presentaciones de la Orquesta Sinfónica de Riobamba en compañía del coro indígena Las Voces Kichwa, entre otras.

“Ahora los pases del Niño no solo pertenecen a Riobamba sino a todo el país. Que las autoridades hayan reconocido nuestra tradición como patrimonio cultural garantiza que podremos protegerla”, dijo el alcalde, Napoleón Cadena.

El Cabildo ya trabaja en una propuesta para salvaguardar la tradición y conseguir así una declaratoria internacional. Proteger los personajes tradicionales y evitar otros no relacionados con la tradición, es parte de la campaña de promoción, que ya está en marcha.

El Pase del Niño Rey de Reyes es el que tiene más acogida entre los riobambeños. Se calcula que unas 5 000 personas participan cada año en el corso, entre bailarines, acompañantes de los priostes y personajes tradicionales.

El Rey de Reyes sale en brazos de sus priostes el 6 de enero de cada año, tras una novena. Ese corso es el más antiguo de la ciudad.

Según la familia Mendoza, propietaria de la imagen, el Niño era venerado incluso antes del terremoto de 1797. Ese pase fue investigado por la Universidad Nacional de Chimborazo y el Municipio, y otros gestores culturales. Los resultados aportaron a la certificación entregada por el Ministerio de Cultura y el Instituto de Patrimonio Cultural.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (1)