2 de agosto de 2019 00:00

Más velocidad y acción en el estreno de 'Rápidos y furiosos: Hobbs y Shaw'

Fotograma de la película 'Rápidos y furiosos: Hobbs y Shaw'

Fotograma de la película 'Rápidos y furiosos: Hobbs y Shaw' que se estrena en Ecuador el 2 de agosto de 2019. Foto: cortesía Universal Pictures

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 3
Fernando Criollo

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN


El largo recorrido de la saga ‘Rápidos y Furiosos’ que empezó hace 18 años en las calles de Los Ángeles toma ahora un desvío con el estreno en los cines de Ecuador de ‘Rápidos y furiosos presenta: Hobbs y Shaw’.

El ‘spin off’ de la serie motorizada ofrece una sesión de entretenimiento apto como un pasatiempo de verano, que incluso por momentos llega a desbordar los límites del realismo.


Se veía venir. Desde que los personajes interpretados por Dwayne ‘La Roca’ Johnson y Jason Statham se encontraron cara a cara en el set de rodaje de ‘Rápidos y furiosos 7’ (2015) su mutua antipatía ha ido subiendo de nivel, hasta ocupar cierto protagonismo y dar paso a una nueva historia dentro de la franquicia.

Una vez que han sido convocados para trabajar juntos en una misión, la primera parte de la película se centra en subrayar las irreconciliables diferencias entre el rudo agente de los servicios de seguridad estadounidense Luke Hobbs y el implacable mercenario británico Deckard Shaw.

Entre burlas e insultos, que incluyen referencias cinematográficas a ‘Terminator’, ‘El Hobbit’ o ‘Game of Thrones’, el antagonismo de los protagonistas a veces ofrece buenos momentos de humor y otras cae en reyertas casi infantiles.

Ambos se niegan rotundamente, pero cuando se enteran que Hattie (Vanessa Kirby), la hermana de Shaw se ha convertido en portadora de un mortal virus, la misión se convierte en un asunto de familia.
Por su parte Kirby deja una buena impresión frente a la cámara con su destreza corporal y su versatilidad emocional.

Hobbs y Shaw deberán dominar su viril ego y formar un equipo para retomar el control de la peligrosa arma biológica y derrotar a Brixton (Idris Elba), un anarquista mejorado ciber-genéticamente y uno de los enemigos más poderosos que han conocido hasta ahora.

En ruta para lograr ese objetivo, la cinta se desentiende del aspecto íntimo de los personajes para dedicar todos sus esfuerzos a crear un espectáculo visualmente impactante.

Los escenarios irán cambiando con cada batalla (Estados Unidos, Inglaterra, Escocia, Samoa), donde cada escena de acción está diseñada para que los protagonistas luzcan sus habilidades ante las más desafiantes amenazas con una capacidad para salir ilesos de cada golpe, explosión o caída, que roza los atributos de un superhéroe de cómic.

Los combates y persecuciones en auto, motos y hasta helicópteros -que se convierte en uno de los momentos más intensos del filme- se mantienen como sello distintivo de la saga. ‘Hobbs y Shaw’ es una película que se construye bajo sus propias reglas para cumplir la tarea de entregar un paquete de algo más de dos horas de entretenimiento lleno de velocidad, testosterona y acción de pasarela.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)