19 de febrero de 2020 00:00

La película ‘Tzantza’ denuncia el tráfico de cabezas reducidas

El filme recurrió a utilería y efectos de cámara para evitar el uso de imágenes creadas por computadora. Foto: cortesía zoommedia.

El filme recurrió a utilería y efectos de cámara para evitar el uso de imágenes creadas por computadora. Foto: cortesía zoommedia.

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 1
Fernando Criollo
Redactor (I)
fcriollo@elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La imagen de una cabeza humana mutilada sobresale entre los carteles que anuncian los próximos estrenos en las salas de cine. El afiche pertenece a ‘Tzantza’, primer largometraje de ficción dirigido por Javier Jácome, como un thriller de acción y suspenso. El filme se estrena este viernes 21 de febrero del 2020 en los principales cines del país.

El filme está ambientado en el 2007, cuando un expolicía es amenazado de muerte por un grupo de narcotraficantes con quienes mantiene una deuda. En una carrera contra el tiempo y presionado por las amenazas y la deuda, acepta un contrato para secuestrar y decapitar a varias personas.

Las cabezas de sus víctimas serán utilizadas para elaborar tzantzas y comercializarlas en el mercado negro, entre macabros coleccionistas extranjeros dispuestos a pagar grandes sumas de dinero. Las acciones del expolicía provocarán terror en la comunidad, mientras un macabro negocio se fortalece en las sombras.

Históricamente, la tzantza es una práctica ancestral realizada por el pueblo Shuar, en la cual reducían las cabezas de sus enemigos en un contexto ceremonial vinculado al restablecimiento del equilibrio.

Esta práctica aparece en ‘Los invencibles Shuaras del Alto Amazonas’, el primer filme etnográfico del país, que es parte del archivo fílmico del país, bajo la custodia de la Cinemateca Nacional Ulises Estrella.

Video: YouTube, cuenta: Adler & Associates Entertainment

La referencia más reciente aparece en el filme estadounidense ‘Birds of Prey’, donde el villano de la película presume ante sus enemigos una colección de objetos exóticos de todos los rincones del mundo, entre los que aparece un par de tzantzas ecuatorianas.

Jácome dice que aunque esta práctica está prohibida desde los 60 en Ecuador, el mito de la tzantza -en el que supuestamente se esclaviza el espíritu de una persona para utilizarlo como talismán- ha derivado en una actividad ilegal que sigue cobrándose vidas.

El cineasta cita una serie de registros noticiosos de asesinatos supuestamente vinculados a esta práctica; el último, dice, habría ocurrido hace tres meses en el Oriente ecuatoriano. También se refiere a una serie de casos similares ocurridos entre el 2006 y 2017.

“Al principio iba a ser una película ambiental”, dice Jácome sobre un proyecto que también se sustenta en una investigación antropológica y que se derivó en un largometraje de ficción, como un recurso para denunciar esta práctica y una estrategia para llegar a más espectadores. “Es una película que denuncia el tráfico de cabezas reducidas, hechas ahora por mestizos”, dice Jácome.

Video: YouTube, cuenta: Tzantza Pelicula

A partir de estas historias se fue dando forma a un guion que empezó a escribirse hace tres años. Para el rodaje, que se realizó en la región oriental, se contó con la participación de actores de México, España, Ucrania, Venezuela y Ecuador.

La cinta, que no hace reparos en la crudeza de los hechos como recurso para mantener la tensión psicológica, se estrena en los cines nacionales con una calificación para 15 años.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)