Berlín plantea acabar con test gratuitos de covid cu…
No respetar el certificado de vacunación en Francia …
Al menos 6 muertos por fuertes lluvias en campamento…
Videos registran la fuerte explosión en zona química…
Presidente Guillermo Lasso viajará a Perú para la in…
El abandono de perros es común, pero difícil de sancionar
Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 27 de julio del 2021
Beneficios de prelibertad a favor de los presos tard…

‘Peleando con mi familia’: Una historia familiar de lucha libre

La actriz Lena Headey  (izquierda) interpreta a Sweet Saraya y el actor Nick Frost da vida a Rowsy Ricky

La actriz Lena Headey (izquierda) interpreta a Sweet Saraya y el actor Nick Frost da vida a Rowsy Ricky

La actriz Lena Headey (izquierda) interpreta a Sweet Saraya y el actor Nick Frost da vida a Rowsy Ricky. Foto: IMDb

La familia que lucha unida se mantiene unida o al menos esa es la idea sobre la que se asienta ‘Peleando con mi familia’.

El segundo largometraje para el director Stephen Merchant está basado en la historia real de los Bevis, una familia de Norwich, Inglaterra, unidos por una pasión poco convencional: la lucha libre.

El filme introduce al espectador en la cotidianidad de esta ‘extraña’ familia con la escena de dos hermanos, un niño y una niña, peleando por el control remoto de la televisión.

Lo que en principio parece un conflicto doméstico común, se convierte en un extraño episodio familiar, cuando el padre interviene y, en lugar de separar a sus hijos y terminar la pelea, les da instrucciones para atacar y defenderse.

Video: YouTube, canal: Veacine Estrenos

Enseguida, la escena se convierte en una anécdota y el filme cambia de tiempo para mostrar a esos niños convertidos en Zak (Jack Lowden) y Saraya (Florence Pugh), dos adolescentes que han crecido inmersos en el mundo y las leyes de la lucha libre como herencia de su padre (Nick Frost), conocido en el ring como Rowsy Ricky, y su madre (Lena Headey) que reparte golpes bajo el nombre de Sweet Saraya.

El contraste que existe entre el aspecto rudo de los personajes frente a la confianza y ternura con la que llevan la relación familiar garantiza buena parte del humor, de rasgos irónicos, que sostiene la película.

Siguiendo la tradición familiar, los hermanos forman parte de la Asociación Mundial de Lucha, que organiza pequeños espectáculos locales, mientras aspiran a mostrar su talento en las grandes ligas.

La oportunidad llega con una llamada de Dwayne ‘La Roca’ Johnson, quien convoca a los hermanos a una prueba en la WWE. Pero cuando solo uno de los dos hermanos es aceptado en el equipo, las relaciones familiares serán expuestas a duras pruebas, que orientan el relato hacia el drama.

La inseguridad ante el desafío, la frustración del sueño truncado, la distancia, el miedo y la soledad son ideas que dan forma a oportunas reflexiones sobre la familia y los sueños.

En el cruce de caminos entre el biopic deportivo, el drama y la comedia, el filme se divide entre la autenticidad y crudeza de un relato al estilo del cine independiente y el encanto visual de un espectáculo de Hollywood.