Informe acusa a Bolsonaro de agravar la pandemia por…
Trump anuncia lanzamiento de su propia empresa mediá…
Municipio de Quito realiza un censo a vendedores no …
Arrestos en frontera de EE.UU. supera los 1, 7 millo…
Perros que rescatarían de la lava volcánica no aparecen
Combos de colada morada se preparan en el Albergue S…
Juez pide a Interpol que emita difusión roja contra …
Superintendencia exige a Banco Pichincha contratar a…

La moda dio prioridad a lo cómodo y versátil en año de pandemia

Las videollamadas para reuniones laborales o clases provocaron que los internautas optaran por prendas semiformales

Las videollamadas para reuniones laborales o clases provocaron que los internautas optaran por prendas semiformales

Las videollamadas para reuniones laborales o clases provocaron que los internautas optaran por prendas semiformales. Foto: Foto: Diego Pallero. Modelo. Rossly Cartagena / DIS. Maquillaje: Roxyrox91

La moda es una industria que siempre funcionó sobre proyecciones semestrales. Este sistema se cayó cuando el nuevo coronavirus golpeó al mundo, con crisis hospitalarias, cuarentenas y restricciones.

La primera reacción de las empresas y emprendimientos de moda fue suplir las nuevas necesidades. De un día al otro, las mascarillas se convirtieron en básicas, pero no había abasto. Entonces, desde costureras, marcas locales y firmas de lujo empezaron a confeccionarlas.

Lo mismo sucedió con los trajes y prendas de bioseguridad; pero no tuvieron la misma acogida debido a que pronto se conoció que el virus se adquiría solo por ojos, nariz y boca.

Al pasar más tiempo en casa, la demanda global de cosméticos decayó. Sin embargo, aumentó la venta de productos de cuidado capilar, facial y de uñas, debido al cierre de los establecimientos que proveen estos servicios.

Con el uso de la mascarilla aparecieron enfermedades de la piel, principalmente acné. Así, se reforzó la categoría de cuidado facial, con mayor venta de limpiadores, cremas y mascarillas nutritivas.

Amedida que pasaron los meses, nuevas necesidades se expresaron. Se requirió de ropa cómoda pero versátil, para estar en casa y salir a hacer compras o trámites. Los conjuntos deportivos volvieron y los zapatos cerrados y con suela ancha fueron los preferidos.

La venta en línea y con entrega a domicilio se convirtió en la aliada de todo tipo de negocios, principalmente durante la cuarentena.La incertidumbre se mantiene.

Los negocios de moda siguen trabajando con base en las necesidades que semana a semana expresan sus clientes.

Suplementos digitales