11 muertos por los bombardeos rusos en la región ucr…
Cerca de 2 000 personas fueron evacuadas en simulacr…
Gobierno y movimiento indígena hallan coincidencias …
Eventual veto parcial a la Ley Orgánica de Comunicac…
10 marcas de pruebas rápidas están en registro antes…
Fuerzas Armadas investiga retiro de visados y caso d…
Raúl González aclaró que no renuncia a su 'legítimo …
Sismo de 5.4 sacudió al centro de Chile

Jerry Rivera encendió la noche quiteña con su show en la Tribuna de los Shyris

Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

El plato fuerte de la noche llegó a las 20:47 con la presentación del salsero puertorriqueño Jerry Rivera, quien empezó el show con Amores como el nuestro. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Más de 3 000 personas se dieron cita la noche del miércoles 4 de diciembre de 2019 a la tribuna de los Shyris para el show musical que el Municipio de Quito preparó para celebrar los 485 años de fundación de la capital ecuatoriana.

El show se inició a las 16:00, con las presentaciones de las agrupaciones Tibbett y Tomback, seguido de la compilación Quito Tierra del Pop, que se presentó desde las 17:50, con la participación de bandas como Cruks en Karnak, Umbral, La Pandilla, Barro, Ricardo Williams, Tercer Mundo, Contravía, Materia Prima, Ricardo Perotti, Las Lolas y Verde 70, acompañados por Tadashi Maeda y otro grupo de músicos ecuatorianos destacados.

La selección musical que homenajeó al pop ecuatoriano pretendió realizar un recorrido de 18 años a través de 18 temas legendarios del pop nacional que incluía producción audiovisual que incluyó pirotecnia. El punto máximo de esta presentación se dio a las 20:17, cuando todos los artistas que homenajearon al Pop entonaron y bailaron el Chullita Quiteño.

Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

El plato fuerte de la noche llegó a las 20:47 con la presentación del salsero puertorriqueño Jerry Rivera, quien empezó el show con Amores como el nuestro y compartió con el público quiteño temas clásicos de su repertorio como Nada sin ti, Esa niña, Cara de niño, Cuenta conmigo, Ese, Qué hay de malo, No hieras mi vida, entre otros, acompañado con un combinaciones lumínicas que resaltaron más la intervención del salsero boricua.

Para este concierto, 250 plazas de estacionamiento, ubicadas en la av. De Los Shyris, entre Portugal y República del Salvador, fueron suspendidas temporalmente durante montaje y la ejecución del evento.

Para facilitar que el público acuda a este espectáculo, la AMT cerró el acceso a la av. De los Shyris desde la av. Naciones Unidas. En este trayecto de cinco cuadras, se apostaron decenas de comerciantes que ofertaron canelazos, pinchos, salchipapas, tortillas con caucara, entre otros platillos.

Agentes de control metropolitanos, realizaron varios controles en los alrededores y les recordaban a los asistentes que el consumo de bebidas alcohólicas en el espacio público está prohibido y les instruían sobre la normativa legal vigente.