EE.UU. no volverá a los confinamientos pese a la sub…
Pfizer y Moderna suben el precio de sus vacunas anticovid
Condenan a 7 militares por violar a una niña de 12 a…
Portoviejo busca reactivar el comercio a través de sorteos
Centros de vacunación de Guayaquil registraron masiv…
Desde las 07:30 se comenzó a vacunar contra el covid…
El número de visitantes tuvo un repunte en la cascad…
Una mujer es asesinada en pleno malecón manabita de …

Henry Winkler: ‘Es el momento más increíble de mi vida’

El actor Henry Winkler asegura que se encuentra en la mejor etapa de su carrera.

El actor Henry Winkler asegura que se encuentra en la mejor etapa de su carrera.

El actor Henry Winkler asegura que se encuentra en la mejor etapa de su carrera. Foto: Cuenta de Instagram: happydaysfanclub

Henry Winkler sabe que siempre será recordado por su papel de The Fonz en la mítica ‘Happy Days‘, pero asegura que está disfrutando de una segunda juventud y del “momento más increíble” de su vida gracias a la comedia negra ‘Barry’.

“Es el momento más increíble de mi vida”, dijo el veterano actor, de 73 años, que encarna al sarcástico profesor de interpretación Gene Cousineau en ese formato de HBO creado por Bill Hader y Alec Berg.

“He ganado dos de los cuatro premios a los que me han nominado por este papel (el Emmy y el Critics Choice), que no está nada mal. Acabo de rodar con Wes Anderson y he publicado mi novela infantil número 29 sobre Hank Zipzer. Me lo estoy pasando bomba”, añadió.

“Barry” cuenta la historia de un criminal deprimido (Hader) que, cansado y harto de su vida, decide a regañadientes aceptar el encargo de viajar a Los Ángeles para cometer un asesinato más, esta vez el de un prometedor actor.

Siguiendo la pista de su futura víctima, descubre cómo la comunidad teatral angelina le da la bienvenida con los brazos abiertos, lo que le lleva a plantearse si un cambio total en su vida podría funcionar.

Winkler encarna al profesor de las clases de interpretación que recibe Barry.
“Si la primera temporada era oscura, para esta tuve que emplear una linterna a la hora de leer el guion”, afirmó el intérprete entre risas.

“Es diferente, es más oscura y la historia resulta más emotiva. Fue una experiencia fastuosa“, agregó Winkler, quien avanzó que la pregunta que sobrevuela durante toda la temporada es si somos capaces de cambiar nuestra propia naturaleza.

Video: YouTube Cuenta: Ant Man

“He aprendido en mi vida que si vas a cambiar algo de tu personalidad, tienes que machacar esa parte de ti por completo, o de lo contrario, volverá a ti como un bumerán y te golpeará bien fuerte”, sostuvo el actor, quien reconoció que siempre fue “muy inseguro” y actuaba “como un niño pequeño” hasta bien entrado en los 40 años.

Winkler está sumamente agradecido por esta nueva oportunidad de presentarse a una nueva generación de espectadores, aunque considera que las claves para hacer comedia siguen siendo las mismas que hace 50 años.

“La tecnología y el lugar donde ves las series son las únicas cosas que han cambiado. Ahora puedes verla en un teléfono, y cuando yo empecé solo teníamos tres canales de televisión. Pero la humanidad, la inspiración, la inteligencia y la visión siguen siendo piezas fundamentales. Sin ellas, ningún contenido va a funcionar”, declaró.

Especialmente feliz está por Hader, un actor proveniente de la cantera del programa de humor Saturday Night Live y que recibió recientemente el premio del Sindicato de Directores de EE.UU. (DGA) en la categoría de comedia.

“Él siempre quiso dirigir y es un cineasta genial. No hay drama en el plató, a no ser que esté en las hojas del guion“, manifestó.

Y a pesar de esta revitalización de su carrera, el actor de ‘Arrested Development’y ‘Parks and Recreation‘ sabe que su imagen siempre estará ligada a la del joven rebelde de ‘Happy Days’, que le dio la fama en la década de 1970.

“No hay ni un momento en mi vida que esté cansado de The Fonz”, recalcó.
“Fue el papel de mi vida. Y este de Barry también lo es, pero The Fonz es el que me dio todo lo que tengo. Es el que me enseñó el mundo. Por entonces recibía como 55 000 cartas a la semana en mi apartamento de West Hollywood. Fue increíble y un lujo interpretarlo”, explicó.

Pero el actor no se duerme en los laureles y considera una bendición trabajar en ‘Barry’. “Leí el guion por primera vez y fue como saborear el caviar más delicioso”, comentó.

“Lo bueno es que ya soy muy viejo para no tener los pies en el suelo. Aprendí de joven que hay que ser agradecido con lo que uno tiene. Si no es así, esta industria te escupirá en un millón de pedazos”, indicó.

Winkler asegura que ahora incluso le llaman para dar clases de interpretación en la vida real, y accede con gusto porque tiene mensajes que quiere compartir con los aspirantes.

“Mi mantra al comienzo de mi carrera era: Si lo deseas, no es un sueño. Ahora, a mi edad, es: Lo intentaré. Parece simple, pero no probé muchas cosas en mi juventud y no sabes cómo me arrepiento”, finalizó.