Los sublinajes BA.4 y BA.5 circulan en Ecuador y enc…
Guayaquil tiene vías más anchas que Quito y menos tráfico
Intercambio comercial con Australia crece, pero tien…
Guillermo Lasso renovó parte de su Gabinete Ministerial
Gobierno enviará a seis personas al diálogo
El temporal deja tres muertos en la Sierra
Canadá bajó de nivel naranja a amarillo la alerta de…
Informe técnico concluye que hubo anomalía en sistem…

Alexandra Cabanilla renace en la música como Caba

Caba presenta Palomita, el primer sencillo de su siguiente álbum. Foto: cortesía Caba

La pandemia se ha llevado muchas cosas, pero al mismo tiempo ha dejado intacta la posibilidad de un nuevo comienzo. Alexandra Cabanilla tomó esa oportunidad y la artista ecuatoriana renace en la música como Caba.

Ese es el nombre con el que, desde su adolescencia, la conocen sus compañeras en el fútbol y sus amigas en el colegio Spellman. Ha estado ahí siempre, dice la artista, que se reapropia de un nombre que guarda recuerdos y afectos, a partir de los cuales reconstruye su identidad artística.

“Caba es una artista latinoamericana que está haciendo música del corazón y está feliz de poner en esta nueva propuesta colores, sabores, risa e incluso llanto. Son emociones que nos conectan como seres humanos. Estoy feliz de poder decir mi verdad”.

Así se describe en esta nueva etapa la artista quiteña que aprendió a cantar imitando a Whitney Houston, después de verla en ‘El Guardaespaldas’. Ese talento se refinó en la Fundación Orquesta Sinfónica Juvenil del Ecuador, Conservatorio Nacional de Música y posteriormente en la Universidad San Francisco.

Palomita, el primer adelanto de un nuevo disco

Este golpe de timón en la música comienza con el lanzamiento del primero de una serie de ocho temas que serán, parte de su nueva producción discográfica.

Palomita es el título de esa canción con la que la cantante y actriz quiere consolidar su faceta como compositora. “Sabía que tengo una deuda conmigo y necesitaba una carta de presentación, pero no podía ser un cover”, dice la artista que en 2009 presentó su primer disco de pasillos y jazz, ‘Pasional’.

Como suele suceder en el arte, la inspiración no tiene horario ni oficina y aparece en el momento menos esperado. La letra de Palomita llegó a Caba en medio de la vía entre Quito y Tumbaco. Allá se dirigía después de haber recibido un mensaje de sus padres que le hicieron romper el aislamiento que se había normalizado por la pandemia.

“Me dijeron: ‘baja, porque si no te vemos nos morimos’. Yo agarré mi carro y me fui. De pronto pasa una paloma blanca muy cerca del auto y vi cómo volaba tan pacíficamente y entre mí le dije: ‘tú que puedes volar diles a todos que de verdad los extraño’”.

Aquel inesperado suceso despertó la voz creativa del artista y Cabanilla se puso a cantar frente al teléfono: palomita blanca / lleva mi mensaje / vuela tú muy alto por el cielo / tú que puedes / palomita blanca / tú que me conoces / diles que los quiero y los extraño / y que ya no puedo vivir con esta pesadilla dentro.

Un cambio de estilo musical

Los versos podían haberse decantado en un pasillo contemporáneo como con los que se dio a conocer en la escena musical. Pero como parte de su reinvención, Caba envolvió la letra de Palomita en una fusión de pop artesanal y ritmos contemporáneos, con la producción de Juan Pablo Villota y Héctor Cabrera, de Casa Mostaza.

“Llevo mucho tiempo en los escenarios interpretando música de otros excelentes compositores ecuatorianos y latinoamericanos, además de mi etapa en el Circo del Sol. Hoy quiero darme un voto de confianza a mí misma”, dice la artista.

Cuando estuvo fuera del Ecuador ya empezó a “aligerar la mano, como dice el pintor”. En el 2021 finalmente debutó como compositora con el tema Entre tú y yo, un pasillo bajo la producción de Pablo Aguirre. “Me sentí feliz en ese momento y cerramos con broche de oro ese capítulo musical. Pero hoy estoy con ganas de entregar algo nuevo”.

Sus nuevas composiciones van encaminadas a la fusión de géneros contemporáneos que marcan tendencia. “Lo bonito es que la música en general no tiene límites y me considero una mujer libre y latinoamericana que esta vez quiere cantar desde el corazón. Si se quiere definir eso en un género, que la gente lo haga”.

Un video de concepto narrativo

El reencuentro en el afecto de los versos se traslada a la producción audiovisual que acompaña el sencillo. Dirigido por Chris Falcony, el videoclip recrea un encuentro familiar en una atmósfera de esperanza y nostalgia.

El videoclip estará enlazado a los próximos lanzamientos en una ‘trenza’ dramática que tendrá elementos como una maleta, un espejo, un casco de moto, una figura de origami como hilos conductores.

Los siguientes sencillos con sus videos se estrenarán cada mes hasta llegar al lanzamiento del disco este mismo año. “Fui una niña muy feliz y optimista y he vuelto a eso. Uno aprende de las buenas y las malas experiencias y ahí vamos”, dice como una artista renacida.