21 de agosto de 2018 00:00

‘Diego y Frida’, la muestra más visitada del Fondo de Cultura Económica

En la foto grande, Diego Rivera,   León Trotsky y André Bretón.En la foto grande, Diego Rivera,   León Trotsky y André Bretón.

En la foto grande, Diego Rivera, León Trotsky y André Bretón. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Ana Cristina Alvarado
Redactora (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Mil personas estuvieron en la inauguración de la muestra ‘Diego y Frida, una sonrisa a mitad del camino’, el 7 de agosto, de acuerdo a Ariadna Vargas, gestora cultural del Fondo de Cultura Económica del Ecuador (FCE).

Desde esa fecha, el flujo de personas interesadas en conocer la vida de una de las parejas de artistas más conocidas de México no ha parado. Las personalidades fantasiosas de ambos pintores, sus encuentros y desencuentros, sus pinturas, sus estilos y sus militancias los convirtieron en una pareja tumultuosa que no ha dejado de llamar la atención.

La exposición, ubicada en el segundo piso de la casa del FCE (Av. 6 de diciembre y Wilson), inicia con fotografías familiares de los primeros años de Frida Kahlo y Diego Rivera. Desde esta sección se destacan los retratos que el fotógrafo Guillermo Kahlo le hizo a su hija predilecta.

Pero no sería el único profesional que la retrataría a lo largo de su vida. Cuando Kahlo inició su relación con Rivera (se casaron por primera vez en 1929), se dejaron rodear por los artistas y activistas de izquierda más relevantes en esos años. Amigos suyos, como Manuel Álvarez Bravo, Nicholas Muray y Edward Weston fotografiaron a la pareja durante su estancia en Estados Unidos.

En total, 96 fotografías son parte de esta exhibición, curada por Magdalena Zavala Bonachea, excoordinadora nacional de Artes Visuales del Instituto de Bellas Artes de México. A su regreso a México, escribe la curadora en la introducción a la muestra, “prevalecieron, sin duda, la cercanía con (León) Trotsky y con André Bretón”.

La exposición continúa con la segunda unión matrimonial de la pareja; su vinculación con el mundo artístico de la época, ente otros, con los muralistas José Siqueiros y José Orozco; el deterioro físico de Kahlo; la última fotografía de la pareja y al muerte de la pintora.

A lo largo de la exhibición, destacan la riqueza artística de ambos y su trascendencia, pero también sus personalidades fuertes. En el caso de Frida, lo último le ayudó a sobrellevar los problemas constantes de salud, que sufrió desde niña por una poliomielitis y después por un accidente de tránsito, y de pareja que enfrentó en los casi 25 años de matrimonio.

‘Diego y Frida, una sonrisa a mitad del camino’ se mostró por primera vez en el Museo Casa Estudio Diego Rivera y Frida Kahlo (en el sur de la ciudad de México).

La selección de fotografías ha recorrido, a través de las embajadas de México, países como Uruguay, Guatemala, Bélice y Turquía. En Quito, estará hasta el sábado 22 de septiembre.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)