Testimonio de Maribel Angulo: ‘Lo dejé en un h…
¿Cuál es el plan del Municipio respecto a la insegur…
Ecuatorianos viajan a Perú y Brasil para llegar a EE…
La CAF desnuda cuatro problemas del IESS que afectar…
Comisiones de Fiscalización y Garantías Constitucion…
La contención del covid-19 en barrios de Guayaquil s…
Daniela Valarezo: ‘En 19 meses vamos a ordenar…
Miles de salvadoreños marchan contra Bukele cuando s…

Padres veganos que causaron desnutrición a bebé fueron condenados

Una niña australiana llegó al hospital con un severo cuadro de desnutrición luego de que sus padres la alimentaran durante toda su vida con una dieta vegana. Foto: Pxhere.

Una niña australiana llegó al hospital con un severo cuadro de desnutrición luego de que sus padres la alimentaran durante toda su vida con una dieta vegana. Foto: Pxhere.

Una niña australiana llegó al hospital con un severo cuadro de desnutrición luego de que sus padres la alimentaran durante toda su vida con una dieta vegana. Foto: Pxhere.

300 horas de servicio social fue la sentencia que recibieron los padres de una niña que llegó en el 2018 a un centro de salud con un severo cuadro de desnutrición. Los hechos tuvieron lugar en Australia y, según informan medios internacionales, la menor fue sometida a una estricta dieta vegana, pues sus padres también se alimentaban de esta forma. 

Según informa el medio británico The Guardian, a sus 19 meses la niña no tenía dientes y estaba tan desnutrida que parecía una bebé de tres meses. Hasta entonces, sus padres la habían alimentado únicamente con avena, papas, arroz, tofu, pan, mantequilla de maní, leche de arroz y ocasionalmente fruta. Nunca recibió un suplemento nutricional. 

Además, la niña sufría de una enfermedad en los huesos que le había causado leves fracturas que no habían sido tratadas y no había sido vacunada. No era la única hija de la pareja, pues tenían otros dos hijos mayores que, aunque no estaban desnutridos, estaban atrasados en el calendario de vacunas, dice The Guardian. 

Actualmente, la pequeña tiene tres años de edad y vive con otros familiares en Queensland. Según el medio, su salud ha mejorado, “pero requiere de fisioterapia y terapia para poder hablar. Aún toma medicación y suplementos para impulsar su crecimiento y todavía tiene limitaciones físicas y mentales”. 

En el 2018, los padres de la niña se declararon culpables de fallar en proveerle a la menor y aumentar el riesgo de que contraiga una seria enfermedad. Los progenitores aún tienen contacto con sus tres hijos, pero perdieron su custodia

En ese año, la menor fue hospitalizada luego de haber sufrido una convulsión. Entonces pesaba solo 4,89 kilogramos y no había ido a un doctor desde que salió del hospital después de haber nacido, asegura el medio. 

Al centro de salud, la niña llegó con los labios azulados, las manos y los pies fríos, bajos niveles de azúcar y calcio y poca masa muscular. “No podía gatear, o sentarse sin ayuda” ni hablar, asegura el medio. 

La justicia sentenció a los padres con base en que habían actuado con negligencia en el cuidado de sus hijos.”Es responsabilidad de cada padre el asegurarse que la dieta que le dan a sus hijos sea balanceada”, dijo la jueza Sarah Huggett.  Los progenitores recibieron una pena de 18 meses de prisión conmutables por libertad vigilada y trabajos comunitarios.  

Suplementos digitales