25 de julio de 2019 00:00

La comuna manabita Ligüiqui indaga en su pasado ancestral

En la primera fase del proyecto se descubrieron seis kilómetros de corrales marinos, de hasta 10 kilómetros. Foto: cortesía INPC.

En la primera fase del proyecto se descubrieron seis kilómetros de corrales marinos, de hasta 10 kilómetros. Foto: cortesía INPC.

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 4
Alexander García
Redactor
agarciav@elcomercio.com
(F-Contenido Intercultural)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Una nueva campaña de excavaciones arqueológicas en la comuna Ligüiqui, en la parroquia rural de San Lorenzo en Manta (Manabí), ha descubierto una plataforma de tipo ceremonial con rampas de acceso y zonas de habitación.

Está asociada a un conjunto monumental de terrazas de cultivo, otras estructuras y albarradas de la cultura Manteña (500 después de Cristo al 1534 d.C). El Instituto Nacional de Patrimonio Cultural (INPC) y la Universidad de Alcalá de Henares (España), junto a los propios pobladores de Ligüiqui, desarrollan la segunda fase de un proyecto de investigación ecuatoriano-español.

El programa de cinco años inició su primera fase en el 2018. El objetivo es conocer el pasado ancestral de la sociedad que habitó el lugar, impulsar una política de conservación del sitio y capacitar a la comunidad sobre la gestión del patrimonio arqueológico, con una visión participativa.

En el 2018 se detectaron más de seis kilómetros ininterrumpidos de corrales marinos dentro del perfil costero de Ligüiqui, cercados o barricadas de piedra prehispánicos para capturar y recolectar peces, crustáceos y moluscos en los cambios de marea. Lauro Olmo, investigador de la Universidad de Alcalá, informó que se han registrado más corrales marinos a la altura de la playa San Lorenzo, con lo que serían 10 kilómetros de tecnología de pesca ancestral.

Las excavaciones y los trabajos de campo en el área terrestre ratifican la monumentalidad y la importancia del sitio, en un poblado ubicado entre el bosque y el acantilado.

“Las terrazas tienen cerca de 20 metros por tres de ancho. La plataforma ceremonial más grande, en uno de los extremos del sitio pegada al río, tiene 10 metros por cinco”, indicó el arqueólogo Marcos Labrada, director por Ecuador del proyecto de cooperación binacional.

Excavaciones, análisis de laboratorio y procesamiento de bienes son parte del segundo año de trabajo. Foto: cortesía INPC.

Excavaciones, análisis de laboratorio y procesamiento de bienes son parte del segundo año de trabajo. Foto: cortesía INPC.



Labrada, director de Áreas Arqueológicas, Paleontológicas y Patrimonio Subacuático del INPC, reveló que se ha recuperado un fragmento textil que se presume manteño, a falta de las pruebas de fechado.

“Es un hallazgo singular pues dada la humedad y el clima, las telas no se suelen conservar y este pequeño trozo de lienzo de la época prehispánica tiene colores, lo que nos habla de una complejidad en la producción del material”.

Investigadores españoles que regresaron a Europa llevaron consigo muestras de la tela, que será enviada a Londres (Inglaterra), para un análisis de Carbono 14 y otros métodos de datación, a fin de determinar su antigüedad.
Hasta el término del programa se busca consolidar con los pobladores un parque arqueológico integral que aproveche el potencial ecoturístico y arqueológico del lugar.

La idea es contar con un museo de sitio con las evidencias que se recuperen en la investigación e impulsar visitas guiadas a los lugares que se recuperen en tierra y a los corrales marinos, que destacan por su nivel de conservación y funcionabilidad. Las estructuras de piedra en forma de ‘U’ invertida permiten la entrada de especies marinas en marea alta y cercan como en un corral, pulpos de roca, conchas, peces y crustáceos que los nativos recogían cuando bajaba la marea

Las guianzas surgirán de la investigación y de la relación de la comunidad en el proceso.

“La población ha estado muy comprometida, mujeres participan activamente de las excavaciones, nos dan perspectivas positivas en cuanto a la relación patrimonio y comunidad”, apuntó Juan Jijón, director del Centro de Investigación e Interpretación Zonal 4 del INPC. Ese potencial se nutrirá con las capacitaciones en torno a la gestión del patrimonio arqueológico, dijo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (11)
No (0)