13 de julio de 2020 00:05

La cocina también divierte a los niños; se ofrecen cursos vacacionales vía Internet

Camila Villavicencio sigue las indicaciones de la chef Sonia Espinoza, que se une desde Brasil, mientras arma su mix de frutas

Camila Villavicencio sigue las indicaciones de la chef Sonia Espinoza, que se une desde Brasil, mientras arma su mix de frutas. Fotos: Cortesía Dori’s Fitness y Nutrichefsitos

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Paola Gavilanes

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Mientras la chef Sonia Espinoza forma una pasta homogénea con un poco de queso crema, yogur natural y leche condensada, observa detenidamente el trabajo que realizan sus pupilos a través de la cámara de su computador.

Felicita a Danna y a Andrés por la consistencia de su mezcla, mientras que a Leyla la motiva a seguir con la preparación de un mix de crema con frutas, a pesar del percance que sufrió en la cocina (por solucionar un problema con su computador, la pasta terminó en el suelo).

Espinoza les dice que lo importante es terminar el trabajo y memorizar los pasos para luego sorprender a mamá o a papá. Todos los participantes asienten con la cabeza y sonríen, incluida Leyla. Así es como esta chef ecuatoriana, que ahora estudia Nutrición en Brasil, atrapa la atención de los niños y niñas que se inscribieron en el curso vacacional organizado por Dori’s Fitness, que dura tres semanas e incluye seis horas de cocina.

Estas clases se desarrollan en una hora y participan niños de 6 a 12 años. El viernes pasado los más chiquitos contaron con la asistencia de sus padres, mientras que los grandes batieron la crema, rallaron un limón y picaron plátano y fresas por cuenta propia.

Dora Hidalgo
, propietaria de ese centro, cuenta que la mayoría de los niños se ha familiarizado con las diferentes plataformas digitales y que aquello facilitó la organización de la edición virtual y permitió la incorporación de niños que viven fuera de Quito.

Andrés, por ejemplo, se conectó desde Ambato, mientras que las hermanas Abigaíl y Heliana lo hicieron desde Puyo.

Con Espinoza aprenden a preparar recetas de sal y de dulce, pero respetando porciones y seleccionando alimentos ricos en nutrientes. “¿Sabían que el plátano tiene potasio y que el yogur es rico en calcio?”, les comenta.
Además de mantener ocupados a los niños luego de culminar su año lectivo, el propósito es que se enamoren de la cocina saludable, según Diana Valencia, de Nutrichefsitos.

En sus clases, de 90 minutos, descubren ingredientes sabrosos, con gran cantidad de vitaminas, minerales y fibra, como la quinua y amaranto, por ejemplo. También aprenden a sustituir alimentos procesados por otros saludables como el azúcar de coco.

Elaboran pan, pizza y hasta embutidos, dirigidos por el chef Rubén Mosquera. Los talleres duran dos semanas.

Hidalgo cuenta que la aceptación de los niños y padres de familia por sumarse a las clases virtuales superó sus expectativas. Sin embargo, apunta que los descuentos fueron claves para dar paso a una nueva edición de sus talleres.

En Nutrichefsitos, por ejemplo, están casi a mitad de precio, en relación con el año anterior. Y a diferencia del taller presencial, en la modalidad virtual también pueden participar activamente los padres de familia. En una clase de la semana pasada, un par de mamitas ayudaron a sus hijos en la preparación de unas salchichas saludables.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (16)
No (0)