El terremoto en Turquía es por una montaña que está formándose en el Mediterráneo

La madrugada del lunes 6 de febrero un terremoto afectó a Turquía dejando miles de personas muertas y edificios colapsados. Foto: EFE

Turquía con el paso de los años se ha convertido en un lugar de terremotos. En su ubicación geográfica, en la península de Anatólia, desde el 2000 se ha registrado 18 grandes terremotos por encima del grado 5 de magnitud.

Según El Confidencial, esto se debe a que en el Mediterráneo se encuentran los bordes de contacto de tres placas tectónicas: la euroasiática, arábiga y africana.

La opinión de los expertos, consultados por EL Confidencial, apunta a que las placas africana y arábiga están empujando hacia la placa euroasiática. Este movimiento de las capas profundas de la Tierra ocasiona que una placa se suba a otra dejando como resultado los terremotos y la formación de los Alpes y los Pirineos.

Los expertos aseguran que, desde el sur, la costa de África se mueve empujando las Baleares, Córcega y Cerdeña contra Italia. Mientras tanto la placa arábiga también se está separando de África y empuja al norte, creando las montañas del Cáucaso.

Este fenómeno no concluirá hasta que el Mediterráneo se cierre a consecuencia del desplazamiento de la placa africana y arábiga.

Los expertos subrayan que este proceso durará millones de años, pero que ya está sucediendo. Prueba de esto es que la distancia entre África y Europa se reduce un centímetro y medio cada tres años.

Este movimiento telúrico afectará tanto que, en 50 millones de años el mar del Mediterráneo dejará de existir y será sustituido por una cadena montañosa que podrían llegar a ser más altas que el Himalaya.

Más noticias relacionadas


Visita nuestros portales:

Sigue a EL COMERCIO en Google News CLIC AQUÍGoogle News


Suplementos digitales