Clases se suspenderán en Ecuador el 6 de febrero por…
Cientos de personas simulan la evacuación por el vol…
Una niña india renunció a heredar un negocio de diam…
Juez chavista es acusado de recibir sobornos por USD…
Estas son las vacantes en la Epmaps
Procesados por el femicidio de María Belén Bernal se…
Gerente de CNEL será evaluado este 27 de enero
Natalia Ojeda fue localizada luego de 24 días; esto …

El telescopio espacial Hubble funciona casi con normalidad

La NASA anunció este 23 de octubre del 2018 que el telescopio Hubble volvió a funcionar

La NASA anunció este 23 de octubre del 2018 que el telescopio Hubble volvió a funcionar "casi con normalidad" tras sufrir una falla a inicios del mes. Foto: Twitter/@NASAHubble.

La NASA anunció este 23 de octubre del 2018 que el telescopio Hubble volvió a funcionar "casi con normalidad" tras sufrir una falla a inicios del mes. Foto: Twitter/@NASAHubble.

El famoso telescopio espacial Hubble casi ha vuelto a funcionar normalmente luego de que una herramienta de orientación fallada obligó a los ingenieros a ponerlo en modo seguro a principios de octubre del 2018, dijo la NASA.

Uno de los tres giroscopios del telescopio se estropeó el 5 de octubre, y el giroscopio de emergencia, que había estado apagado durante siete años y medio, se encendió pero no estaba funcionando normalmente.

Un giroscopio es un dispositivo que mide, mantiene o cambia la orientación de la nave en la que se encuentra, en este caso, el telescopio. Le permite al Hubble estabilizarse y enfocarse en un objetivo y obtener una imagen muy clara.

El giroscopio de repuesto, el último del que disponía el telescopio, mostraba una velocidad de giro muy superior a la real, explicó la NASA.

En tierra, en el Centro Goddard de la NASA, los ingenieros apagaron y encendieron nuevamente el giroscopio e hicieron que el telescopio realizara maniobras para recalibrar el instrumento, lo que parece haber funcionado.

“Las velocidades de giro ahora son normales” , dijo la NASA en un comunicado el martes 23 de octubre del 2018.

Todavía se necesitan pruebas para evaluar el rendimiento del giroscopio en diversas condiciones de observación.

“Una vez que se completen estas pruebas de ingeniería, el Hubble debería regresar a sus operaciones científicas normales”, dijo la NASA.

El Hubble ha permitido miles de descubrimientos espaciales desde su lanzamiento en 1990. Tiene una longitud de 13 metros y órbita alrededor de la Tierra a una altitud de 547 km.

Debido a que está fuera de la atmósfera terrestre, puede ver mucho más que los telescopios terrestres.

Su observación más lejana es 13 400 millones de años luz de la Tierra.

De los seis giroscopios instalados por astronautas estadounidenses en 2009 durante una misión de reparación ahora quedan tres. El Hubble puede trabajar, aunque no de forma óptima, con uno.

El desarrollo de su sucesor, bautizado James Webb, se ha retrasado años y está previsto que se lance en marzo de 2021, según el último programa de la agencia espacial estadounidense.