Bonos ecuatorianos se aprecian 28% en mercados inter…
Corte Electoral pide investigar a Jair Bolsonaro por…
Hallan variante de coronavirus propia de Uruguay pre…
Queja contra asambleísta Rosa Cerda fue calificada p…
Neisi Dajomes removió estereotipos sobre lo que pued…
Variante Delta se propaga en el sur de EE.UU. y líde…
Sector turístico de Chile pide al Gobierno que permi…
TCE pedirá al Concejo de Quito fechas sobre el cumpl…

Neowise, el cometa que visitará el cielo nocturno de Ecuador después de 6 800 años

El cometa Neowise fue descubierto en marzo de este 2020. Los ecuatorianos podrán observarlo el 23 de julio. Foto: AFP

El cometa Neowise fue descubierto en marzo de este 2020. Los ecuatorianos podrán observarlo el 23 de julio. Foto: AFP

El cometa Neowise fue descubierto en marzo de este 2020. Los ecuatorianos podrán observarlo desde el 23 de julio hasta el lunes 10 de agosto. Foto: AFP

Hace casi siete milenios llegó a nuestro sistema solar un cometa que los ecuatorianos podrán ver esta vez a simple vista. En su anterior visita, el ser humano vivía en la Edad de Piedra, apenas había nacido la agricultura y faltaban mil años para que los sumerios inventaran la escritura.

Este cometa fue recientemente descubierto, se lo hizo a finales de marzo de este 2020, usando el telescopio espacial Neowise, de la NASA, de ahí toma su nombre.

El director del Observatorio Astronómico de Quito, Ericson López, explica que el cometa C/2020 F3 Neowise es gigantesco, pues si bien su núcleo tiene apenas cinco kilómetros de diámetro, hay que sumarle una cabellera y una cola de casi un millón de kilómetros. Estas se forman porque al acercarse al sol, el calor hace que se desprendan gas y otros materiales congelados del núcleo.

El cometa además se hace brillante y visible por su cercanía a la estrella solar. En nuestra latitud el cometa ya puede ser observado a simple vista o con ayuda de unos binoculares sencillos a partir del viernes 17 de julio del 2020. Se puede verlo al inicio de la noche. En el hemisferio norte se lo observó mejor en días anteriores, cuando el cometa estaba más cerca del Sol. Nosotros, en cambio, podremos verlo en plenitud por un lapso de 10 días, desde el jueves 23 de julio hasta el lunes 10 de agosto.

El 23 de julio ocurre el mayor acercamiento del cometa con respecto a la Tierra, de ahí la facilidad de poder observarlo mejor en esa fecha.

El paso del cometa Neowise, que protagonizó el cielo nocturno de Alemania, el 12 de julio del 2020. Foto: AFP

López explica que el cometa está ubicado en la constelación de la Osa Mayor. Esto significa que para mirarlo tenemos que ubicarnos con la mirada hacia el norte, de ahí hay que girar 20 grados a nuestra izquierda, es decir, en dirección oeste.

En ese sitio, en nuestro noroeste, tendremos al cometa visible a una altura baja en el cielo, apenas a 30 grados sobre el horizonte. Eso sí, se requiere que la noche esté despejada para la observación, que será posible con mayor intensidad entre 19:15 y 20:00 horas, y con menor luminosidad hasta las 22:30.

El Observatorio Astronómico realizará una conferencia pública virtual dirigida a todos los interesados ese 23 de julio a partir de las 17:00, a través de Facebook Live. El Observatorio quiteño también dirigirá sus telescopios hacia el cometa ese día. Esta observación será transmitida vía streaming para todo el país.

El cometa C/2020 F3 Neowise está hecho de roca, polvo, gases como CO2 y metano, todo congelado. Pasará a una distancia de 103 millones de kilómetros de nuestro planeta, es decir, 270 veces la longitud que existe entre la Tierra y la Luna.

López dice que no representa ninguna amenaza y no tendrá ningún efecto sobre nuestro mundo. El científico resalta que observar un cometa a simple vista es un fenómeno extraordinario y muy poco

El cometa Neowise -visible desde la Tierra- iluminó el cielo de la ciudad alemana Kreva el 13 de julio del 2020. Foto: AFP