Cierre de campaña promete más ataques entre candidatos
Un manifestante muere en las protestas antigubername…
Nuevo ataque ruso con misiles a Ucrania dejó tres fallecidos
Rey emérito Juan Carlos fijará su residencia fiscal …
Chats de Valentina Trespalacios con John Poulos son …
Donald Trump relanza su campaña a la Casa Blanca
Niña es asesinada en Colombia por hombre que salió d…
Bonos verdes y violetas para actividades sostenibles…

Muere segundo astronauta estadounidense en orbitar la Tierra

Scott Carpenter (der) junto a Gordon Cooper y Wally Shirra, astronautas que formaron parte del proyecto espacial Mercurio. Foto: AFP

Scott Carpenter (der) junto a Gordon Cooper y Wally Shirra, astronautas que formaron parte del proyecto espacial Mercurio. Foto: AFP

El astronauta Scott Carpenter, el segundo estadunidense en orbitar la Tierra en 1962, falleció hoy los 88 años de edad, informaron fuentes familiares.

Carpenter era el último de los sobrevivientes de los siete astronautas originales que integraron el proyecto espacial Mercurio, del programa inicial de la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA).

Su esposa, Patty Barrett, informó este jueves a las cadenas nacionales de televisión que Carpenter murió debido a complicaciones de un derrame cerebral, en un hospital de Denver, Colorado.

Carpenter se graduó de una escuela preparatoria en Boulder, en 1943, y fue luego a la Universidad de Colorado, pero sólo asistió un semestre antes de unirse al programa de entrenamiento V 12 bis de la Marina, diseñado para ayudar a entrenar pilotos durante la Segunda Guerra Mundial.

Después regresó a la universidad para estudiar ingeniería aeronáutica, pero en 1949 se reincorporó a la Armada y continuó su formación de piloto.

Carpenter, quien viajó a bordo de la nave Aurora 7, entró en órbita el 24 de mayo de 1962, con lo que se convirtió en el segundo estadunidense en hacerlo después de John Glenn, quien lo hizo en febrero de 1962.

En su vuelo, Carpenter orbitó la Tierra tres veces. En su reingreso a la Tierra, perdió el contacto con la NASA y descendió fuera del sitio programado, pero fue encontrado flotando con seguridad en su tabla de salvación a unos 400 kilómetros de suponía debía haber acuatizado.