Guillermo Lasso viajó para participar en cambio de m…
Policía indaga balacera en canchas de fútbol del Guasmo Sur
Ecuador logra 2 medallas de bronce en Olimpiada Inte…
Brith Vaca ocupará la Vicealcaldía de Quito por los …
En Guayaquil y Samborondón se confirman tres casos d…
Joe Biden envía a su secretario de Educación a inves…
Perú, entre la esperanza y la incertidumbre por la a…
¿Dónde puede vacunarse contra el covid-19 si tiene e…

Una operación coordinada por Interpol halla 1 600 puntos de polución acuática

Imagen referencial. La operación de la Interpol identificó puntos ilegales que eran usados por personas y empresas para descargar desechos. Foto: Pixabay

Imagen referencial. La operación de la Interpol identificó puntos ilegales que eran usados por personas y empresas para descargar desechos. Foto: Pixabay

Imagen referencial. La operación de la Interpol identificó puntos ilegales que eran usados por personas y empresas para descargar desechos. Foto: Pixabay

Una operación internacional realizada en 67 países con la coordinación de Interpol halló 1 600 puntos de contaminación acuática, con la detección e investigación de miles de empresas y personas sospechosas.

La operación “30 Días en el Mar 3.0” se desarrolló durante todo el mes de marzo e incluyó una acción simultánea de 300 agencias y cuerpos de seguridad de los países participantes, con una cifra récord de 34 000
inspecciones en el mar, puertos, zonas costeras y vías acuáticas interiores.

Se detectaron casi 500 episodios de contaminación ilegal en aguas marinas, como vertidos de petróleo, desguace de buques o emisiones contaminantes excesivas de los barcos, detalló Interpol este jueves 29 de abril del 2021 en un comunicado.

Además, hubo un millar de vertidos ilegales en zonas costeras o ríos, tanto de aguas residuales, como de otras sustancias contaminantes, como mercurio o plásticos.

Finalmente, se detectaron 130 casos de tráfico ilegal de residuos y desechos a través de puertos.

En Indonesia se detectaron 65 vertidos de petróleo y también se desmanteló una red de tráfico ilegal de residuos de plástico procedentes de Europa con destino a Asia, con 22 detenidos hasta ahora, los que impidió el traslado de “miles de toneladas” de residuos, que casi con seguridad habrían acabado en vertederos, afirmó Interpol.

“La amenaza de los delitos ambientales evoluciona constantemente y pone en peligro el aire que respiramos, nuestra agua y nuestro suelo“, alertó el secretario general de Interpol, Jürgen Stock.