Incendios, ráfagas y alta radiación aumentan en vera…
Un disparo terminó con la vida de un policía y padre
Abuelos forjan lazos con nietos en el cuidado diario
Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 26 de julio del 2021
El debate sobre el número de asambleístas vuelve a escena
Loja hizo su propio plan para acelerar la vacunación
La crisis fiscal impactó en programas para migrantes…
Falleció Teresa Minuche, primera candidata a Vicepre…

Un año de cárcel para un hombre por comprar cuernos y colmillos de animales salvajes

Imagen referencial. Entre las partes de animales salvajes que compró el hombre estaban cuatro colmillos de elefante africano. Foto: Pixabay

Un hombre que compró por casi USD 10 000 cuernos de rinoceronte, colmillos de elefante y otras partes de animales de especies protegidas fue condenado en Florida a un año y un día de cárcel, más dos años de libertad vigilada, informó este miércoles 23 de junio del 2021 la Fiscalía del distrito medio de Florida.

La jueza federal de Tampa (costa oeste de Florida) Virginia Hernández Covington impuso esta sentencia a Steven Phillip Griffin, de 36 años y residente en Palm Harbor (Florida), quien se había declarado culpable de cargos por la adquisición de partes de animales de especies protegidas o amenazadas y posesión ilegal de armas.

Griffin deberá renunciar a los dos pares de cuernos de rinoceronte blanco del sur, cuatro colmillos de elefante africano, un cráneo de león africano y tres de leopardo comprados a los agentes del Servicio de Fauna Silvestre y Pesca de EE.UU.

También se quedará sin más diez armas de fuego y munición que poseía ilegalmente.

El ahora sentenciado fue acusado a partir de su interacción con un agente encubierto del Servicio de Fauna Silvestre y Pesca (FWS) de Estados Unidos con quien trató por más de dos años de la compra y venta de partes de animales de especies protegidas.

En sus comunicaciones con el agente dijo que poseía una variedad de partes de leones, tigres, leopardos, jaguares, rinocerontes y elefantes, le envió fotografías de su colección particular y le confió su lista de deseos para engrosar sus posesiones, según un comunicado del Departamento de Justicia.

En mayo de 2019 viajó a Texas y se reunió con agentes encubiertos a los que les compró por más de USD 9 700 en efectivo una serie de partes de animales salvajes, que se llevó con él a Florida.

Después, con una orden de allanamiento de un juez, requisaron en su residencia su colección y las armas que no podía poseer por haber sido condenado anteriormente por un delito federal.

“Esta sentencia envía a los traficantes de vida salvaje el claro mensaje de que estamos dispuestos a identificar y capturar a todo aquel que explote especies protegidas en su beneficio”, dijo Phillip Land, agente especial de FWS.

El tráfico ilegal de fauna salvaje genera entre USD 7 000 y 23 000 millones al año en todo el mundo, según organismos especializados.