Sebastián Mantilla B.

Ola de calor azota al mundo

Por lo general el mes de julio es uno de los más calurosos del verano. Sin embargo, en días pasados se han registrado cifras preocupantes en Europa y Estados Unidos.

La Agencia Espacial Europea (ESA) anunció que esta semana las temperaturas podrían alcanzar en Europa máximos históricos en esta semana, con impactos dramáticos en la salud humana, cultivos y naturaleza (incendios). En Italia, Grecia, España, Francia, Alemania, Polonia y Turquía arrecia una ola de calor, en los cuales la temperatura podría sobrepasar los 48 grados centígrados.

En el 2022, en el cual calor extremo se presentó de manera intensa, cerca de 61 mil personas habrían perdido la vida por esta causa. Según los especialistas, esta ola de calor que azota a Europa es producida por la llegada de aire caliente procedente del Sahara, que luego se acumula en ciertas zonas de Europa.
En los Estados Unidos no es menor la afectación del calor. Los estados del sur y centro son los más afectados: en California, Texas, Arizona, Nevada, Oklahoma y Florida se han registrado temperaturas mayores a los 50 grados centígrados. Lo grave no solo es la magnitud del calor sino también su duración. Es más, el patrón meteorológico que incluye una cúpula de calor o cresta de altas presiones lleva semanas en algunas zonas.

El calor excesivo mata anualmente a muchos más estadounidenses que los huracanes y las tormentas, afectando sensiblemente a poblaciones en condiciones de vulnerabilidad: ancianos, con enfermedades crónicas, pobres, entre otras. Fuentes del gobierno norteamericano estiman que 108 millones de personas están en situación de riesgo por las altas temperaturas. Las previsiones meteorológicas y registros oficiales se basan en la temperatura del aire, la cual es significativamente menor a la lectura de la temperatura de la superficie terrestre.

Aunque en otras zonas del hemisferio norte la afectación es diferente, la confluencia del cambio climático, el fenómeno del Niño y verano boreal confluyen para que este verano sea más intenso. El calor es un elemento básico del verano, pero en esta ocasión la situación se ha agudizado.

Suplementos digitales