Susana Cordero de Espinosa

Otro tiempo, otras palabras

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 24
Martes 15 de diciembre 2020

¡Cuánta agua ha corrido bajo el puente! 1892: Ricardo Palma, fundador y director de la Academia Peruana de la Lengua, lleva a Madrid, para la celebración de los 400 años del descubrimiento, un catálogo de peruanismos y americanismos. 1903: Palma subraya: “Hablemos y escribamos en americano: es decir, en lenguaje para el que creemos las voces que estimamos apropiadas a nuestra manera de ser social, a nuestras instituciones democráticas a nuestra naturaleza física”. Y ejemplifica: “Llamemos, sin temor de escribir o hablar mal, pampero al huracán de las pampas, y conjuguemos sin escrúpulo empamparse, asorocharse, apunarse, desbarrancarse y garuar, verbos que en España no se conocen, porque no son precisos en país en que no hay pampas, ni soroche, ni punas […] ni garúa”. Tras largos años y debates, se niega su inserción en el diccionario, ¡incluso con el apoyo de alguna academia americana! Nuestro expresidente y académico Luis Cordero Crespo escribe en carta a Palma: “Los que se creen competentes para censurar a usted en tan útil labor, procederían con más acierto si cuidasen de ir colectando también por su parte, buena porción […] de la multitud de palabras usuales y de castiza estructura, que en el Diccionario no se leen todavía, por falta de Palmas que las estudien e indiquen. Declarada por Palma en receso la A. Peruana, se reorganizará en 1917.

Hoy, las palabras propuestas por Palma están recogidas y publicadas en el DRAE, con las marcas que señalan su procedencia y que se colocan también para los españolismos, (términos usados en el español peninsular).

Y se introducen nuevos términos o se enmiendan acepciones de palabras que, además de enriquecer nuestra lengua, la adecuan al tiempo que vivimos: van para ustedes algunas de ellas, cuyas definiciones incluimos, a línea seguida: Activismo, ‘ejercicio de proselitismo y acción social de carácter público, frecuentemente contra una autoridad legítimamente constituida’. Animalismo, ‘movimiento que propugna la defensa de los derechos de los animales’.

¿Sabíamos que candidatizar no estaba en el DLE? Pues la usábamos y ahora ya está: ‘Proponer a alguien como candidato’. Coincidencia o no, hoy candidatizamos (Atamaint mediante), a nada menos que diecisiete pícaros (¿salvo uno, dos?)... Chip, ‘pequeña pieza de material semiconductor que contiene múltiples circuitos integrados con los que se realizan numerosas funciones en computadoras y dispositivos electrónicos’. Y ‘cambiar alguien el chip’, ‘cambiar de mentalidad o de actitud’. A ‘confinamiento’, que estaba en el DLE, se añade la acepción de ‘aislamiento temporal y generalmente impuesto de una población, una persona o un grupo por razones de salud o de seguridad’. Coronavírico, -ca. ‘Perteneciente o relativo al coronavirus’. Coronavirus. ‘Virus que produce diversas enfermedades respiratorias en los seres humanos, desde el catarro a la neumonía o la covid, ‘síndrome respiratorio agudo producido por un coronavirus’. ¡Y vendrán más!