Ruth Hidalgo

Una campaña flash

La inminente campaña electoral, por sus características, tiene  complicaciones.  Especialmente, respecto a qué es lo que los candidatos pueden ofrecer para una gestión de año y medio. Con el  poco tiempo que tienen, presentar planes de trabajo reales y ejecutables es un reto.

Una oferta de campaña responsable, debería proponer continuidad o mejoramiento de los logros más relevantes del gobierno saliente – que si los hay-,  y enfocarse en los temas urgentes que el país demanda.

Lo que puede pasar en esta campaña flash, es que se reciclen los  mismos recursos usados antes,  como el tick tock y similares. Sin embargo, es dudoso que sean igual de efectivos, porque que está creciendo la presión ciudadana por saber cómo piensan los candidatos solucionar los problemas  que atraviesa el país. Entonces, lo que los candidatos necesitan transmitir, son mensajes claros sobre los siguientes temas: 1 Es urgente conocer  cuál es la propuesta de medidas para paliar los estragos del fenómeno del niño que viene con fuerza. Qué acciones de prevención, atención y mitigación de las consecuencias del fenómeno natural.

2. ¿Cuál será su agenda social?, entendida ésta como el conjunto de acciones hacia salud, educación, nutrición infantil, inclusión entre otras.

3 Es fundamental saber con claridad el modelo económico que proponen y cómo piensan implementarlo. Acá es básico su postura sobre el dólar, acuerdos económicos  y extracción responsable.

4 Es necesario conocer su programa de lucha contra la corrupción/crimen organizado, y su visión -si la tiene- sobre la institucionalidad e independencia de poderes.

5 Convendría saber la postura de los candidatos sobre lo alcanzado hasta ahora y que son hitos importantes como el Canje de Deuda por Ejemplo y los acuerdos comerciales.

Responder sólidamente a estas preguntas pondrá en aprietos a más de un candidato, pero deben ser  demandadas por la ciudadanía y respondidas por ellos si quieren salir vencedores en esa campaña flash.

Suplementos digitales