Más sitios de vacunación contra covid-19 se habilita…
Tres heridos por desplome de casa en Mapasingue, en …
Gobierno brindará asesoría legal al policía Santiago Olmedo
Incidentes por relleno sanitario El Inga
Guayaquil incorpora 580 nuevos policías al patrullaj…
Municipio de Guayaquil clausura otros tres colegios …
FMI reduce proyección de crecimiento de América Lati…
Guillermo Lasso reducirá al 8% el IVA en Carnaval

Leylah Fernández, de raíces ecuatorianas, fue subcampeona del Abierto de Estados Unidos

Leylah Fernández se alista para la final del US Open. Foto: EFE

La canadiense con raíces ecuatorianas, Leylah Fernández, finalizó como subcampeona del Abierto de Estados Unidos, este 11 de septiembre de 2021. La tenista perdió por 6-4 y 6-3 ante la británica Emma Raducanu.

Fue el mismo marcador con el que la británica se impuso en el único encuentro previo que tuvieron, por la segunda ronda del Roland Garros juvenil, en el 2018. Raducanu se coronó campeona en el US Open, tras quemar etapas desde la qualy; es su primer título como profesional.

En su camino a la final, la deportista de padre guayaquileño derrotó a Naomi Osaka y Aryna Sabalenka, primera y segunda favorita de la competición, en juegos cerrados, pero en los que supo mostrar su mejor potencial.

La final tuvo un inicio intenso. El primer punto del partido fue para Fernández, sin embargo, la británica hizo efectivo su buen saque y se impuso en el primer game. Raducanu tomó ventaja con un rápido quiebre de servicio y se puso 2-0, en poco más de 10 minutos de juego.

Leylah se despertó, rompió el servicio de su rival y luego ganó el suyo, para igualar el arranque del primer set, ante el aplauso de los asistentes al escenario. De ahí en más, ambas mantuvieron su buen saque, en un juego cerrado.

Raducanu volvió a tomar el control sobre el décimo game. Fue allí que presionó a la canadiense y luego de que esta última recuperara tres puntos de quiebre, la británica logró romperle el servicio y quedarse con el primer set, por 6-4, ante un público emocionado por la entrega de ambas deportistas.

Con la presión de haber perdido el primer set, Fernández salió con más decisión en el segundo. Así, consiguió un nuevo quiebre en el tercer game y se adelantó por 2-1. La respuesta de la británica fue inmediata y devolvió el quiebre para igualar por 2-2.

La británica mostró su buen estado mental y físico, se impuso en su servicio, volvió a quebrar a su rival y sacó con potencia para adelantarse por 5-2.

Fernández buscó recuperarse con su servicio y salvó uno de los tres sets points que tenía su rival. La británica sacó para partido y fue tenaz; el 6-3 selló su victoria y su primer título profesional, en un torneo en el que disputó 10 juegos.

“Es algo mágico”, dijo Leylah Fernández, cuando le consultaron sobre sus sentimientos antes disputar la final del Abierto de Estados Unidos.

“No tengo límite de mi potencial, se que puedo jugar contra grandes jugadoras y ganarles”, afirmó la deportista en la rueda de prensa previa al encuentro, que se disputó en el Arthur Ashe Stadium.

Los familiares de Fernández se reunieron en Salinas, playa de Santa Elena, para ver el partido en vivo. Allí viven los abuelos de la deportista, que conversaron con ella y le desearon suerte antes del partido más importante del inicio de su carrera profesional.

Suplementos digitales