26 de octubre de 2018 00:00

Ocho selecciones continentales gambetean a la parálisis cerebral

Ocho de los 14 seleccionados que representarán a Ecuador en la Copa América de fútbol con parálisis cerebral se reunieron ayer se juntaron. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

Ocho de los 14 seleccionados que representarán a Ecuador en la Copa América de fútbol con parálisis cerebral se reunieron ayer se juntaron. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 3
Contento 0
Martha Córdova. Redactora (D)

‘Si Independiente del Valle ganó a varios campeones de la Copa Libertadores para jugar la final, por qué nosotros también no podemos tumbar a los grandes”, dijo, de la manera más espontánea Darwin Cruz, el arquero de la Selección Ecuatoriana de fútbol de Parálisis Cerebral (PC).

Con esa confianza, el equipo nacional espera hacer una buena Copa América. El certamen se inicia hoy en la sede del ex Ministerio del Deporte en Quito y continuará hasta el 3 de noviembre en el complejo de Independiente del Valle, en Chillo Jijón, Sangolquí.

El torneo es inédito para el fútbol paralímpico nacional. Ecuador nunca ha conformado una selección así, tampoco ha participado en eventos en el exterior. “Pero tenemos un equipo muy bueno.

El proceso comenzó hace un años y logramos reunir a 14 jugadores de Pichincha, Manabí y Santo Domingo de los Tsáchilas”, detalló John Viáfara, asistente técnico de la Tricolor y quien también se ocupa de la fisioterapia.
“Por su discapacidad, son importantes los trabajos que se realicen antes y después de la competencia. Nos ocupamos de los ejercicios de estiramiento, coordinación, trabajos funcionales para mejorar su rendimiento deportivo”, añadió Viáfara.

Para conformar la primera selección ecuatoriana de parálisis cerebral, el cuerpo técnico tuvo que buscar jugadores en canchas barriales, clubes y provincias. Junto al entrenador Hernán Cadena, fueron seleccionando jugadores, pues además se deben cumplir normas técnicas.

En cancha deben estar siempre un jugador cuya discapacidad sea leve, otro con daño cerebral severo y cinco con nivel medio. Darwin Cruz, que juega en las ligas barriales de Cotocollao y La Ofelia, custodiará la portería de la Tricolor. “En mi equipo juego de volante de contención, pero el entrenador me cambió de puesto, porque tengo experiencia”.

Tiene 30 años, estudia Ingeniería en Marketing en la UTE y ahora es seleccionado. “Soy hincha de Liga y admiro a Édison Vega, quien juega en el medio campo, al igual que yo”. Pese a su posición le dicen Messi y el equipo que la familia fundó en su honor es Messi FC.

Rodrigo Caicedo, de 48 años, es el capitán de la Tricolor. Nació en Cali, Colombia, pero desde hace 20 años reside en Santo Domingo de los Tsáchilas con una visa de refugiado. “Soy el mayor de todos. Es un grupo que está muy comprometido con el objetivo de clasificar a un torneo internacional”, dijo.
La Copa América clasificará a 5 selecciones a los Juegos Parapanamericanos del 2019 en Lima y los tres primeros irán al Mundial de España.

“Ellos nos enseñan que no hay límites en la vida. Fui seleccionador nacional de Brasil por 17 años y cada uno de mis futbolistas me mostró su propia historia de perseverancia”, destacó Paulo Cruz, delegado para las Américas de la Federación Internacional de Fútbol con parálisis cerebral.

Según el directivo brasileño, es la Copa América más grande que se realiza en la historia. “El torneo se disputa cada cuatro años desde 1994. Nunca habíamos contado con ocho selecciones. Eso nos demuestra que esta actividad tiene mayor desarrollo en nuestros países”.

Brasil es favorito. Es el número 1 en la clasificación de América y 2 en el Mundo. “Los estadounidenses y canadienses, tienen jugadores altos y fornidos. Desde el punto de vista técnico, será uno de los más altos”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)