Piero Hincapié lidera a la nueva generación de defensas

Piero Hincapié (izq.) domina el balón en el partido ante Bolivia, en octubre pasado en Guayaquil. Foto: EFE




Piero Hincapié es seis veces más caro que hace cinco meses. El Bayer Leverkusen pagó USD 7,5 millones por sus derechos deportivos en agosto pasado, pero ahora su cotización bordea los USD 45 millones.

El Observatorio del Fútbol CIES publicó un estudio en el que detalla que el seleccionado pudiera ser transferido por esos USD 45 millones a mediados del 2022, tras su desempeño en el equipo alemán y en la selección ecuatoriana.

Con estas cifras, el esmeraldeño es el defensa mejor cotizado de Sudamérica. Tiene 19 años, es titular fijo en la Bundesliga de Alemania y en las eliminatorias sudamericanas al Mundial de Catar. 

Es la primera vez que un ecuatoriano, con esa edad, se mantiene como estelar en una de las grandes ligas de Europa.  

Hincapié pasó por las selecciones juveniles de Ecuador para llegar a la Tricolor absoluta. Jugó en la Sub 15 y en la Sub 17. Pero su gran impulso para debutar en la selección mayor fue Gustavo Alfaro, el entrenador del equipo. Así lo considera Jorge Célico, director de las divisiones formativas de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF).

Hincapié lidera a la nueva generación de defensas que se abren paso en la Selección. Su dupla en el equipo nacional es Félix Torres, de 24 años, otro de los defensores que debutó con Alfaro en eliminatorias. Ambos conforman el grupo con el promedio de edad más bajo de entre las 10 selecciones que juegan el premundial.

El entrenador también ha convocado a Diego Almeida, zaguero de 17 años del FC Barcelona español, quien debutó en el amistoso ante El Salvador. También citó a Jackson Porozo, aunque el jugador no llegó a la convocatoria por una lesión. Gustavo Vallecilla, de 22 años, y Joshué Quiñónez, de 20, también han sido llamados por el seleccionador.

El defensa Félix Torres (derecha), de 24 años, se destacó ante Colombia, en Barranquilla, en octubre pasado. Foto: EFE

Porozo juega en el Boavista de Portugal y fue parte de la selección Sub 20 que ganó el Sudamericano 2019 y terminó tercera en el Mundial de Polonia. Se mantiene en el equipo principal, pero su aspiración es dar el salto a otra liga de mayor renombre.

Los seis defensas, que destacan por su juventud, tienen entre 17 y 24 años.

Célico recalca que varios de estos jugadores aparecieron como parte de un proceso en las selecciones juveniles. Además, expresa que futbolistas como Almeida, del equipo culé, fueron ubicados por un monitoreo que realiza la FEF para encontrar a los talentos ecuatorianos en ligas de otros países, sobre todo de Europa.

“Hay muchos jugadores que pronto se darán a conocer en las selecciones”, agrega Célico.

Con la juventud de los defensores, Ecuador cuenta con zagueros de proyección para disputar, al menos, dos eliminatorias más. Por ahora, Hincapié y Torres, quien juega en el Santos de México, se han consolidado en la Tricolor.

Galo Rodríguez, quien fue uno de los entrenadores juveniles de Hincapié, considera que la nueva generación de defensores llegó a destacarse por su personalidad. “Tienen mucha mentalidad para conseguir sus objetivos”.

Gustavo Alfaro está satisfecho con la dupla conformada por Hincapié y Torres. Al inicio de su proceso, confió la titularidad en el centro de la defensa a Robert Arboleda, de 30 años y quien juega en el Sao Paulo de Brasil; y Xavier Arreaga de 27 años y que pertenece al Seattle Sounders de la Major League Soccer (MLS).

Hincapié expresó que aún tiene que aprender más y quiere mejorar su desempeño, en declaraciones a su club. Su ilusión es clasificarse con la Tricolor al Mundial de Catar 2022.

Con ellos, el estratega argentino quiere dejar un equipo consolidado para futuras eliminatorias y con rostros renovados que tomaron la posta a futbolistas como Gabriel Achilier y Arturo Mina, defensas que fueron puntales con Gustavo Quinteros, el entrenador que dirigió a Ecuador para las eliminatorias al Mundial de Rusia 2018.

Suplementos digitales