Participación Ciudadana plantea al CNE reformar el s…
Se habilita la liberación de vehículos retenidos por…
En 21 provincias se detectaron zonas donde existe mi…
Iza, tras dos tropiezos, reúne a la Conaie para defi…
La violencia escala en el cerro Las Cabras
Tonga confirma un primer fallecido tras la erupción …
Liquidación o nuevos contratos piden extrabajadores …
Lasso designa representantes para siete embajadas

Independiente revolucionó el fútbol del Ecuador

Jonatan Bauman (der.) celebra uno de los goles. Lo acompañan Júnior Sornoza y José Angulo. Foto: cortesía LigaPro

Una frase gigante está escrita en una de las paredes del camerino del estadio de Independiente del Valle: “Mereces lo que sueñas”.

Ese mensaje es una motivación para que los futbolistas cumplan la ilusión del club de ganar por primera vez un título en la Serie A. También es el nuevo lema que se destaca entre otros que han adoptado desde que llegaron al fútbol profesional, en 2010.

Ahora el sueño parece cercano, porque tendrán la opción de disputar ante Emelec la final del campeonato. Este 5 de diciembre del 2021 (19:00) jugarán la primera de las dos finales.

Pero detrás de esos mensajes se levanta un club que nació con una visión de imponer un modelo que revolucione el fútbol ecuatoriano, propósito que ha ido cumpliendo progresivamente. Su esencia siempre fue la de club formador, que aporte al desarrollo de esta actividad en el país, meta que consolidó con una completa estructura física (complejo deportivo) y humana (jugadores, entrenadores, personal…).

En medio de ese escenario se convirtieron en un animador de los torneos ecuatorianos, con una metodología de trabajo y filosofía de juego establecidas.

Los rayados ascendieron a la A en 2010 y en su vertiginoso camino, desde entonces, ya ganaron la Copa Sudamericana 2019, el subtítulo de la Libertadores 2016 y el vicecampeonato local 2013.

Pese a contar ya con una corona internacional, la Serie A es una tarea pendiente para el equipo que tiene detrás al empresario Michel Deller.

Para llegar a esta instancia, los rayados han mantenido un proceso de formar futbolistas en su cantera, quienes se han convertido en figuras en el equipo y en jugadores de exportación a ligas de otros países.

¿Desde cuándo cambiaron la ruta de formadores?

“No existe tal cambio”, asegura Santiago Morales, el gerente del club, que arribó en 2007. “Seguimos siendo formadores, pero a partir de 2016 (cuando llegaron a la final de la Libertadores) nos dimos cuenta que también podíamos pelear por el título local”.

El vicecampeonato de la Libertadores (2016) les dejó USD 10 millones en ingresos por conceptos de premios de la Conmebol, patrocinios y venta de futbolistas.

Saborear el éxito de la Copa Libertadores motivó a sus dirigentes a la posibilidad de ganar un campeonato local y a apostar por todas las competencias regionales, a la par de la formación integral de jugadores. “Cada año hemos ido aprendiendo a administrar un equipo profesional, de acuerdo con sus necesidades”, agrega Morales.

Y para llegar a un nivel ‘top’, similar al funcionamiento que tienen grandes clubes europeos, apostaron por imponer un concepto. Por eso se asesoraron de la Academia Aspire, de Catar. Progresivamente incorporaron metodologías de trabajo y administrativas para el equipo profesional y sus divisiones infanto-juveniles.

A los dirigentes les gusta que sus equipos jueguen bien y para llegar a eso también promovieron un modelo de juego que se impone en todas las categorías. Es decir, el plantel que jugará el 5 de diciembre la primera final ante Emelec, el Independiente Juniors, que compite en la Serie B, y Dragonas, en la Superliga femenina, juegan de la misma forma.

Esa imposición ha dado una identidad al club, en la que los entrenadores imparten sus conocimientos en base a un manual, desde que los niños ingresan a las divisiones infanto-juveniles. Además, entrenadores, jugadores (mujeres y hombres) que llegan a sus equipos como refuerzos deben cumplir con los parámetros impuestos.

Para eso, el club cuenta con un departamento de scouting, dirigido por el español Artaitz Mota, y una gerencia deportiva, con Roberto Arroyo al mando, que seleccionan perfiles de entrenadores y jugadores (as) para los equipos. “Ellos nos dan los perfiles y después entro yo a negociar sus contratos”, reconoce Santiago Morales a este Diario.

La exitosa campaña de esta temporada le llegará a costar los USD 6,4 millones o “casi USD 7 millones”, agrega Morales. Las incorporaciones de los jugadores a mitad del campeonato (Jonatan Bauman y Júnior Sornoza) aumentaron los egresos en el club.

De ese rubro, casi USD 2 millones al año se destinan a la otra niña de los ojos del club: las divisiones menores, el proyecto que mantiene entusiasmado al empresario Michel Deller y sus amigos.

La historia

Su fecha de fundación es el 1 de marzo de 1958, antes llamado José Terán. En 2007, el empresario Michel Deller lo adquirió e implantó un plan de crecimiento, desde la Segunda Categoría de Pichincha. Independiente llegó a la Serie A en 2010. Ha sido vicecampeón nacional, vicecampeón de la Libertadores (2016) y ganó la Suda­mericana 2019, también fue campeón en todas las categorías infanto-juveniles de la provincia y del país. Tiene un moderno complejo.

Suplementos digitales